ECONOMÍA

Asfixia

Asfixia
Avatar

Por David Cufré – 

Sobre una facturación de 13 millones de pesos, la tintorería industrial de Rodolfo Liberman sufrió la devolución de cheques rechazados de sus clientes por 228 mil pesos en julio de 2015. La proporción era el 1,75 por ciento del total. El registro actualizado del empresario del partido bonaerense de San Martín indica para julio de este año que sobre una facturación de 29 millones de pesos, los cheques rechazados sumaron 1,7 millón, el 5,9 por ciento. Es decir que la morosidad es casi cuatro veces mayor. El descubierto en cuenta corriente del banco con el que se maneja este empresario supera el 70 por ciento anual. Esa es la tasa que tuvo que afrontar para tapar el bache de 1,7 millón de pesos que no consiguió cobrar a tiempo por los problemas de sus clientes. La multiplicación de costos financieros que soporta la economía real a partir de la decisión del Banco Central de fijar la tasa de interés de referencia en 40 por ciento hace ya tres meses –desde el 8 de mayo– está provocando situaciones de asfixia. Hace dos años el plazo de cobro de los trabajos que hacía la tintorería de tejidos de punto de Liberman era de 60 a 70 días. En este momento se ubica entre 90 y 120 días, lo cual le obliga a afrontar más intereses de créditos bancarios para conseguir el capital de trabajo o a utilizar efectivo propio acumulado, soportando igualmente la pérdida financiera por la rentabilidad no obtenida con ese capital. En 2015 Liberman accedía a líneas de crédito productivo impulsadas por el Gobierno nacional con tasas de interés negativas, por debajo de la inflación. Hoy ese financiamiento no existe. A la incapacidad evidente del Gobierno para dominar el frente cambiario y la inestabilidad financiera se suma una actitud despreocupada, negligente, para contener a las empresas y sus trabajadores, que están cayendo por una espiral de deterioro a la que no se le ve el final. Los diques de contención que levantó el Gobierno hipotecando el futuro de los argentinos con el crédito del FMI, las tasas siderales y la contracción monetaria no tardaron ni dos meses en verse desbordados. Sin correcciones ni siquiera superficiales a las políticas inviables que provocaron la crisis, el desenlace solo puede ser un estallido devaluatorio y una recesión violenta, con riesgos de hiperinflación y default si la destreza para afrontar esas situaciones sigue siendo tan desafortunada como hasta ahora. Volver a levantar los diques con nuevos créditos o anticipos de desembolsos del FMI solo será estirar los plazos para el mismo final, con costos mayores por el incremento de la deuda contraída.

La realidad de Liberman se multiplica por miles a lo largo y ancho del país. Cuando el Banco Central llevó la tasa de referencia del 26,25 al 40 por ciento en medio de la corrida de mayo aseguró que sería por pocas semanas, hasta superar una “tormenta” transitoria. A esta altura queda claro que lo que realmente ocurre es lo que se advertía en estas páginas desde ese momento e incluso mucho antes: el desequilibrio record del sector externo, la insuficiencia relativa de divisas, está arrastrando a la economía hacia el abismo. La libertad absoluta para la compra de dólares    –ya hasta se escuchan voces de extremistas de derecha reprochar al macrismo haber terminado con el “cepo” y habilitar todos los canales para la fuga de divisas–, la avalancha importadora y los intereses en aumento de los más de 90 mil millones de dólares de deuda emitidos, sin ningún plan de desarrollo detrás, son el alimento de una corrida cambiaria descontrolada. Todos los meses que el precio del dólar se disparó, la compra de moneda extranjera por particulares y empresas pegó un salto del 70 u 80 por ciento. Por ejemplo, en abril la demanda bruta de billetes se ubicó en 2736 millones de dólares y en mayo, cuando el dólar subió a casi 30 pesos, avanzó hasta 5003 millones, un 82 por ciento más. La misma dinámica se produjo en momentos de corrida en 2016 y 2017, por lo cual el nuevo incremento del dólar de esta semana desembocará, una vez más, en mayor fuga. El problema se repite sin que las autoridades reaccionen, pero además las consecuencias son cada vez más severas porque las posibilidades de defensa aparecen más debilitadas y la economía real ha consumido mayormente los colchones de bienestar construidos hasta 2015.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ECONOMÍA

Más en ECONOMÍA

verano 2020

Vacaciones: 57% más caras que el año pasado. El costo en valores reales es 40% mayor que en 2015

Veranear en el país costará el 57 por ciento más que hace un año. Las opciones que más se encarecieron en una oferta turística que invita a mirar a los países vecinos.

plan argentina sin hambre

Para los supermercados, la tarjeta alimentaria levantará el consumo en el verano

Los empresarios creen que el instrumento que prepara el futuro gobierno puede impulsar la demanda en el corto plazo. Las segundas y terceras marcas serán claves. 

entrevista

Arroyo: “Macri quebró toda la estructura social, lo que deja es una catástrofe”

El futuro ministro de Desarrollo Social repasa la herencia de la gestión Cambiemos y detalla alcances, plazos y protagonistas del plan "Argentina contra el Hambre". 

muchos se retiraron del salón

Incómoda despedida de Macri en la UIA: La mitad de la sala quedó vacía mientras hablaba

El presidente de la entidad, Miguel Acevedo, le recordó al mandatario saliente los 150.000 empleos que se perdieron y que durante su gestión la producción cayó 25%.

con auditorio lleno

Alberto en la UIA: “No vamos a premiar a los especulan, vamos a ayudar a los que producen”

Aseguró que "los últimos años fueron de especulación financiera, necesitamos que los industriales vuelvan a tener crédito, vuelvan a producir y a generar trabajo".

Estrategia

La carta que jugó Alberto Fernández ante el FMI

Adelantó que no quiere el saldo del crédito del FMI. Busca eludir la urgencia de reflotar el acuerdo, que implicaría la presión del Fondo para imponer reformas regresivas

la economía que viene

Alberto dijo que no usará los 11.000 millones que restan del crédito del FMI

En diálogo con Dolina el presidente electo dijo que no tomará lo que queda del crédito: "¿Tengo un problemón con la deuda y voy a pedir 11 mil millones más?", cuestionó.

opinión

Alberto Fernández tendrá que levantar el default de Macri

Cuatro años de un desastre mayúsculo con la deuda. Buitres, emisión de bonos descontrolada, dolarización, cesión de soberanía, bombas de Letras y el FMI.

competencia leal

Media sanción para la ley de góndolas

Durante la última sesión del año la Cámara Baja le dio media sanción a norma que regula la posición dominante en los supermercados que había reclamado Alberto Fernández.

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2017 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite