MUNDO

Tras la salida de 8.000 médicos cubanos de Brasil por la xenofobia de Bolsonaro, Dilma Rosseff dijo lo suyo

Tras la salida de 8.000 médicos cubanos de Brasil por la xenofobia de Bolsonaro, Dilma Rosseff dijo lo suyo
Avatar
De la Redacción de Contrapoder –

Tras una serie tuits despectivos e insultantes, por parte del presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, el gobierno cubano decidió retirar a los casi 8.000 médicos de esa nacionalidad que actuaban en más de 700 municipios de Brasil en el programa “Más Médicos”, instaurado en 2013 por la ex presidenta Dilma Rousseff

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, señaló ayer que la salida de los médicos cubanos del Programa Más Médicos se debió a la manipulación política ejercida por el extravagante presidente electo de Brasil. Rodríguez señaló que durante los cinco años que duró el programa unos 20.000 médicos cubanos atendieron unas 113 millones de consultas a pacientes brasileños que antes no recibían atención de salud, y destacó que 700 municipios de la nación más grande de Sudamérica tuvieron por primera vez un médico, de los cuales todos eran cubanos

Por su parte, la presidenta destituida mediante un “golpe blando” solo culpa a Bolsonaro del repentino anuncio de Cuba de romper este acuerdo tripartito conocido, como Más Médicos, entre ambos países y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). De hecho, Dilma recuerda que este programa fue establecido durante su mandato y según ella los médicos cubanos han atendido a brasileños pobres en unos 700 municipios del país.

La nota escrita por Dilma:

La destrucción del “Más Médicos”

Por Dilma Rousseff –

El fin del Convenio entre el gobierno de Cuba y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), mediante el cual se garantizaba la participación de los médicos cubanos en el “Programa Más Médicos”, fue provocado por las declaraciones intempestivas del presidente electo Jair Bolsonaro, que ignora la dimensión diplomática que debe prevalecer en la relación entre dos países. En especial, se exige respeto a los convenios legalmente firmados, así como a la atención necesaria a los acuerdos de cooperación entre naciones.

El Convenio que está siendo extinguido, trata sobre la cooperación tripartita – entre Brasil, la OPS y Cuba – en la cual la OPS garantiza médicos a Brasil, en los términos y en las condiciones previamente negociadas con Cuba, con el objetivo de mejorar la cobertura de la atención primaria de salud a la población brasileña. Para población más humilde, el cierre del programa será una pérdida irreparable a corto y mediano plazos. Creado durante mi gobierno, el programa ofreció hasta el 2016 atención médica a 63 millones de brasileños y brasileñas, muchos de los cuales nunca habían tenido acceso a un profesional de la salud. En realidad, 700 municipios del país no tenían un médico ni siquiera para atender a la población local.

Las consecuencias de la suspensión de los términos del convenio, en reiteradas declaraciones por el twitter del futuro presidente del país, son gravísimas. Decenas de millones de brasileños se quedarán sin los cuidados primarios en el área de la salud en todo el territorio nacional.

La decisión del presidente electo fue unilateral e irrespetuosa, al criticar por twitter los términos del convenio firmado durante mi gobierno y renovado, sin modificaciones, hasta por el gobierno del presidente Temer. Prescindieron, por absoluta soberbia, de las posturas diplomáticas requeridas en la relación entre países. Lo grave es, por tanto, que todo eso ocurrió sin consultar a los signatarios del acuerdo – la OPS y el Ministerio de Salud de Cuba. Las irreflexivas y autoritarias expresiones pueden incluso alejar también a médicos de otros países que participan de forma minoritaria en el Programa Más Médicos.

En una agresiva muestra de indiferencia sobre las cláusulas establecidas bajo la supervisión de la OPS, el presidente electo anunció que impondrá contratos individuales a los participantes extranjeros del programa Más Médicos, la realización de exámenes de conocimiento y la validación de los títulos, el pago directo, obviando la garantía de salario integral dada a los médicos por el gobierno cubano. Parece desconocer que, mediante el convenio, la OPS, institución supranacional, contrataba los médicos colectivamente con el Ministerio cubano y garantizaba su calificación por el Ministerio de Salud de Cuba. Sin dudas, la exigencia de someter a los médicos extranjeros a un examen en Brasil solo podría ser vista como un gesto de desprecio, xenófobo y arrogante, cometido contra profesionales de la salud de países extranjeros. Incluso porque el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación supervisaban el trabajo de todos los médicos y hacían evaluaciones de su desempeño.

Una investigación realizada por la Universidad de Minas Gerais, a solicitud de mi gobierno, mostró que el 95% de la población aprobaba el trabajo de los médicos que integran el programa, sin distinción de nacionalidad y el 90% de los usuarios dieron una calificación de 8 a 10 al Más Médicos.

En abril de 2016, el programa contaba con 18,240 médicos, la mayoría cubanos, gracias al convenio entre el gobierno brasileño y la OPS. Los médicos cubanos fueron esenciales para llenar las plazas del programa. Inmediatamente después de la convocatoria inicial, los médicos brasileños no se presentaron como candidatos en cifra suficiente; después se abrió el programa para médicos de América Latina; y finalmente, como todavía no habían sido ocupadas ni siquiera la mitad de las plazas, se firmó con la OPS un convenio para convocar a médicos cubanos, porque Cuba es uno de los países del mundo que tiene la más alta proporción de médicos por cantidad de habitantes – 6,7 médicos por cada 1000 habitantes – y una reconocida experiencia y competencia en la cooperación internacional en el sector de la salud.

Recordemos que en 2013 Brasil solo poseía 1,8 médicos por cada mil habitantes. Menos que México, Uruguay y Argentina. El ritmo de formación universitaria existente en aquel año, la meta de alcanzar a 2,7 médicos por cada mil habitantes, solo sería alcanzada en el 2035. Esa fue la razón por la que el programa Más Médicos, además de distribuir profesionales en las periferias de las grandes ciudades, en los departamentos indígenas, en el interior del país y en los pequeños municipios, preveía la creación de nuevas facultades de medicina. Desafortunadamente, esta iniciativa fue suspendida por el gobierno golpista de Temer.

El desprecio de Bolsonaro contra los médicos cubanos y otros extranjeros en ejercicio en el programa, es un atentado contra la población brasileña, que dejará de tener acceso a valerosos y competentes profesionales en la atención primaria a la población más pobre de nuestro Brasil. Es, además, una actitud autoritaria, que revela la incompetencia, porque rompe unilateralmente un convenio firmado con una organización de salud respetada y acreditada internacionalmente. Y, en resumen, demuestra que el presidente electo no tiene idea de lo que significa la cooperación internacional en el área de la salud, poniendo sus preconceptos por encima del interés de la población y rompiendo, por Twitter, el convenio cuidadosamente negociado entre países y una organización multilateral.

La población brasileña fue beneficiada por la generosa competencia de los médicos cubanos, a quien el gobierno de Brasil debiera reconocer su fraterna solidaridad. A ellos les rindo mi homenaje y mi agradecimiento. La labor de estos profesionales dedicados y generosos hará falta a los brasileños.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Más en MUNDO

USA encendida

Trump amenazó a los gobernadores para que “aplasten” a los manifestantes

El extravagante presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió este lunes a la ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial y amenazó con desple...

opinión-atilio borón

La chispa de Minneapolis

En 1944 Gunnar Myrdal, un sueco que había recibido el Premio Nobel de economía, escribió un libro titulado “El dilema norteamericano” para desentrañar las raíces del...

opinión-María Seoane

Viva la muerte o mejor no

"Que viva la muerte" fue la frase que el fascista José Millán de Astray, jefe de propaganda de Francisco Franco, le gritó en la cara a Miguel de Unamuno en la Universi...

CRISIS ECONÓMICA POR CORONAVIRUS

Según la OCDE ni en 2021 se conseguirá una reactivación parecida a la de antes de la pandemia

"La contracción de la economía mundial será mucho peor pues prácticamente todas las economías se ven afectadas por el apagón de los comercios", asegura la organización.

las provocaciones de trump

China advierte que las relaciones con EEUU pasan por su peor momento y hablan de nueva “Guerra Fría”

Beijing advirtió que Washington está empujando las relaciones a una nueva guerra fría y acusó a EEUU de usar "cada oportunidad para atacar y desprestigiar" a China.

descontrol

Miércoles negro: Más de 4000 nuevos casos de coronavirus en Chile

Según informó el Gobierno del país trasandino, en las últimas 24 horas murieron 35 personas y se diagnosticaron 4.038 nuevos casos por coronavirus.

profunda crisis política

Brasil: Renunció el ministro de Salud de Brasil a sólo 28 días de asumir

Nelson Teich se fue en medio de las presiones de Bolsonaro para legalizar el acceso del remedio cloroquina, para lupus y malaria, para el combatir el coronavirus.

río de janeiro

Capturan en Brasil a uno de los asesinos de Rodolfo Walsh

El ex marino de 69 años será extraditado a la Argentina. Está acusado de crímenes de lesa humanidad y de participar en el secuestro del periodista y escritor en 1977.

brasilia

Un video compromete la continuidad de Bolsonaro

El video prueba que Bolsonaro echó al jefe de la Policía Federal con el objetivo de evitar problemas para sus tres hijos y para varios de sus amigos y allegados.

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite