CIUDAD

Cebita para la gilada: Nadie se muere en la víspera

Cebita para la gilada: Nadie se muere en la víspera
Avatar

Por Gabriel Link – 

En política es necesario aprender a leer las señales, y en ese sentido es bueno entender que pocas veces lo que se declara se referencia literalmente en la verdad. Es más, casi todo lo dicho en las semanas previas de una campaña termina siendo mentira. Se miente mucho más en la antesala de las campañas que en las campañas mismas. Se miente en positivo, pero más aun se miente en negativo, ¿el motivo?, antes de las campañas están las negociaciones, y en las negociaciones todos los pitos son largos.

En tiempos de agitación, el periodismo moderno suele montarse en las declaraciones mentirosas y exponerlas como si fuesen ciertas. A pesar de que quienes lo hacen saben que son mentirosas; esa es la variable hipócrita de la política, aportada por dirigentes políticos y comunicadores en igual medida; y que sale a relucir, más que nada, en los partidos de derecha; como el radicalismo actual, sumiso motor territorial del fascismo gobernante, en toda la geografía argentina.

Las noticias falsas suelen nacer en medios alternativos y se propalan a través de los trolls en redes sociales; y así es que luego, los medios dominantes construyen lo que llaman posverdad, que no es otra cosa que mentiras, o medias verdades, disfrazadas de verdades, e implantadas a través de la mega difusión. Los medios radicales, incluyendo el portal libreño del sobrino del ministro de Hacienda de la provincia, juegan por estos días con la división del bloque oficialista en el Concejo Deliberante de Paso de los Libres, y con que eso podría traer consecuencias en la continuidad democrática del municipio.

Dicho en otras palabras, los propios radicales reconocen que le quieren asestar a Ascúa un “golpe blando”, y como son conscientes de que no pueden ganar las elecciones de medio término y que en octubre van a perder uno o dos concejales, es que pretenden acelerar los tiempos y convencer a algún candidato oficialista para que “se venda”.

Los portales hacen foco en la “división” de las lineas internas del frente gobernante, evadiendo la realidad ineludible de que este lunes se votaron nueve puntos, y que los cinco concejales oficialistas presentes votaron lo mismo en todos ellos, y que eso fue por pura decisión del intendente de no oponerse a los pedidos de informe. “Las divisiones en el oficialismo libreño a la hora de legislar, (son) una constante” fue el título “catástrofe” elegido por el periodista radical a la hora de mentirles a sus lectores.

Sin embargo solamente en dos oportunidades a lo largo de 14 meses hubo disidencias, ambas minoritarias y ambas por lo que en francés se denomina “pelotudeces”. Y hay más, no hay un solo concejal del oficialismo que haya votado dos veces en disidencia con sus compañeros de bloque. ¿Dónde está la “constante”?

Veamos, a mediados del año pasado, la concejal liberal Beatríz Moreyra votó en disidencia en un pedido de informe pues desconocía que lo requerido en verdad sí existía. Podrá achacársele falta de seriedad, desinformación, terquedad, inxperiencia y hasta torpeza o banalidad política, pero nadie puede achacarle deslealtad hacia Ascúa, ni en esa votación ni en ninguna otra. En su caprichosa ignorancia Moreyra, sintiendo que la oposición lo atacaba, intentaba defender a su gobierno, mientras que el resto del bloque actuó con cintura política acompañando un pedido de informe que no tenía número para rechazar.

En la sesión de este lunes se votaron nueve proyectos, siete de comunicación y dos de resolución, de los cuales ocho se aprobaron por unanimidad. Solamente en el punto 5 hubo una disidencia técnica, ya que los concejales de ECO, que a pesar de que los años pasan (y de que cobran 60.000 pesos mensuales) no aprenden a hacer su trabajo, decidieron librar un oficio a los bancos pidiendo informes del estado de las cuentas municipales, siendo que las entidades financieras (salvo ante la orden de un juez) no pueden responder, pues existe algo elemental en el derecho argentino llamado “secreto bancario”.

Ante la estupidez de los radicales, Hantouche mocionó que el oficio fuera remitido al Ejecutivo para que éste lo girara a los bancos y así poderles rendir cuenta a quienes lo requerían, pero la terquedad partidaria, y la orden de obstuir pudieron más que la inteligencia, y ECO mantuvo su insólita postura. Ocurrió que dos concejales oficialistas decidieron seguirlos para mostrar sus enojos, en el caso de Figueredo una diferenciación que responde a la interna partidaria y que probablemente se mantendrá hasta marzo, y en el caso de Fernández, un simple caso de demandas políticas personales no satisfechas.

Lo cierto es que, incluso en el punto 5 los doce concejales de piso votaron enviar el oficio al Ejecutivo para que éste se lo remita a los bancos y luego subir al Concejo la resultante de los mismos. La única diferencia fue que ocho concejales decidieron -además- enviar un insólito oficio a cada banco, que como ya fue dicho las entidades financieras no podrían responder sin violar el secreto bancario.

¿Que fue eso? cebitas para la gilada. Títulos para los portales que ni siquiera tuvieron fuerza para llegar a los diarios provinciales.

¿Cómo sigue la historia? Eduardo “Peteco” Vischi no respondía ni en tiempo ni en forma los pedidos de informes que presentaba la oposición. Raúl Tarabini tampoco lo hacía. ¿Qué les pasó? nada. Ascúa prometió responder cada informe, ¿por que le habría de pasar algo a él, porque lo dicen los mismos periodistas que cubrían a Vischi y a Tarabini?

Tras la sesión de ayer (que ni siquiera debió ser válida, porque el “orden del día” se nutre de despachos de comisión, y ninguno de los temas tratados tenía despacho, por lo cual lo que se trató fue un simple orden de sesión), los portales al servicio de la UCR plantearon el “pandemónium”, no a partir de la una negativa por parte del intendente a responder los informes requeridos, sino que buscan sembrar el miedo a partir de la sola presentación de esos requerimientos.

Hasta hablan de ruptura, a partir de una simple divergencia de formas en la redacción de un proyecto. Pero desde el lunes en los pasillos resuena gracioso un histérico rumor, acerca de que Vischi lograría sus ansiados nueve votos para suspender o destituir a Ascúa antes mismo de las elecciones, y que los conseguiría con las traiciones de Figueredo y Fernández, quienes -solo en lo formal- apenas discreparon en un pedido de informes.

En síntesis… Lo de la desobediencia de Diego Figueredo y Pamela Fernández es una verdadera pavada, incluso hay quienes advirtieron en esos dos concejales apenas “espíritu de cuerpo”, pues, por lo explicado más arriba, los temas tratados requerían para su aprobación de los dos tercios de los votos emitidos (2/3 de los presente); con lo cual, ya que el intendente no se oponía a la aprobación, habrían decidido “rescatar” al presidente Collinet de su propia inoperancia, aportándole los votos que se necesitaban (8) para poner al Concejo a resguardo de las críticas que les lloverían, por idiotas.

Respecto de las críticas posteriores a la sesión, por parte de Figueredo hacia Ascúa en el programa de Daniela Bojorque y Matías Bouchet, sí se encuadran en la interna peronista, pero… ¿De verdad alguien puede ser tan tonto como para pensar que un concejal peronista se suicidaría políticamente votando una supuesta suspensión o hasta la destitución de un intendente peronista?

El mejor ejemplo de como opera un partido político en caso de situaciones extremas puede hallarse trazando un paralelo con la conformación actual del Senado de la Nación, dónde el senador Miguel Ángel Pichetto y la senadora Cristina Kirchner arman frentes por separado, y se atacan y critican en cada una de las sesiones, a veces con sutilezas, a veces con verdadera virulencia; pero sin embargo Pichetto jamás accedió a votar el persecutorio desafuero de Cristina, si lo hiciera sería defenestrado del Partido Justicialista.

Vale la divergencia, bienvenida la divergencia, pero todo tiene un límite dentro de un partido político, y nadie medianamente inteligente muere en la víspera. Alguien que sabe mucho de este juego le dijo a este cronista ayer, desde la comodidad de una selecta playa brasileña: “La preocupación de Peteco, hoy, es empatar, pero él sabe que va a perder 4-2”.

N de la R para los neófitos: En octubre (todo indica que Ascúa convocará las elecciones municipales junto con las nacionales), se renuevan seis bancas en el Concejo, ambos sectores ponen en juego tres bancas, y por tanto el que logre un concejal más que su rival logrará la mayoría en el Cuerpo, y por ende la presidencia, al menos para los siguientes dos años.

 

 

 

 

 

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CIUDAD

Más en CIUDAD

PASO DE LOS LIBRES

Di Tella destacó avances de Ascúa en la salud municipal de Libres

PASO DE LOS LIBRES

Ascúa anunciará paquete económico para aliviar al comercio de Libres

willy-gate

Celeste Ascúa: “La plata que falta en el Concejo la tendrá que poner Willy Collinet”

entrevistas a la concejal moreyra y al secretario de gobierno sigillo

Collinet ya se gastó todo el presupuesto del Concejo y lleva meses sin pagar a los proveedores

PASO DE LOS LIBRES

Ascúa envió los planos del Centro Odontológico Municipal al Ministerio de Salud para su aprobación

PASO DE LOS LIBRES

La jueza Batalla repuso al rector Duran en su cargo

PASO DE LOS LIBRES

El Frente de Todos presentó su boleta, la única oficializada con Alberto y Cristina

PASO DE LOS LIBRES

Ascúa puso formalmente en funciones a “Lali” Giorgio en Desarrollo Humano

PASO DE LOS LIBRES

Hoy jueves comienza la entrega del Boleto Estudiantil Gratuito

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2017 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite