CIUDAD

En el año electoral el Concejo Deliberante puesto al servicio de un partido político

En el año electoral el Concejo Deliberante puesto al servicio de un partido político
Avatar

Por Gabriel Link – 

Es de uso y costumbre que los periodos de receso parlamentario sean interrumpidos por el Poder Ejecutivo ante una urgencia de gobierno o ante la aparición de algún conflicto; básicamente cuando se produce alguno de orden político, social o climático. Lo que establecen las normas es que las sesiones extraordinarias son convocadas por el gobernante, ya sea este, presidente de la nación, gobernador provincial, o intendente municipal. Sin embargo, ante la carencia de una agenda política propia, y por primera vez en la historia, el radicalismo decidió utilizar al Concejo Deliberante como comité de campaña.

Tras un intenso trabajo de archivo, no solo de este cronista, sino también de un concejal y una ex concejal no se encontraron precedentes de que se convoque a extraordinarias para hacer pedidos de informe, es decir, para “preguntarle” al intendente que cosa hizo con tal partida o por que no reparó todavía la calle “X”. Sin embargo el actual presidente del Concejo (que fue electo y asumió sin reunir los requisitos para ser concejal), tomó como costumbre convocar a “extraordinarias” para presentar simples y pedorros pedidos de informe.

No hay ni en la Constitución Nacional, ni en la Constitución Provincial, ni en la Carta Orgánica Municipal mención alguna a que las autoridades legislativas tengan la atribución de autoconvocar a las cámaras fuera de los periodos ordinarios.

La Constitución Nacional dice al respecto en su artículo 99 (“El Presidente de la Nación tiene las siguientes atribuciones”) (…) 9: “Prorroga las sesiones ordinarias del Congreso, o lo convoca a sesiones extraordinarias, cuando un grave interés de orden o de progreso lo requiera”. Nada dice la CN respecto de autoconvocatorias legislativas.

Por su parte, la Constitución Provincial indica en su artículo 162 (que también enumera las “atribuciones del Poder Ejecutivo”) (…) 12: “Prorroga las sesiones ordinarias y convoca a sesiones extraordinarias de las Cámaras, en los casos previstos en los artículos 99 y 100″. La constitución de nuestra provincia, más moderna que la nacional y que nuestra Carta orgánica, incluye en el citado artículo 100 que la Asamblea Legislativa (bicameral) podrá ser citada a extraordinarias por el Ejecutivo o por su presidente, pero nada dice sobre cada cámara en particular.

Por último, el ejemplo que más nos convoca, la Carta orgánica Municipal dice en su artículo 19 inciso 20 (también entre los “Deberes y atribuciones, del Intendente Municipal”): “Convocar a Sesiones Extraordinarias al Concejo Deliberante por motivos de interés o urgencias”.

Como puede observarse, ni el constituyente nacional (1853/1994); ni el provincial (1821/1993/2007); ni el municipal (1994); prestaron atención a la necesidad de que las cámaras legislativas se autoconvocaran; ¿por que? sencillamente porque no es necesario, todos los temas del año se tratan en el periodo de sesiones ordinarias, y en el caso de que exista un “motivo extraordinario”, para el cual el Poder Ejecutivo “requiera” de algún tipo de aprobación legislativa, el constituyente “le otorga” al Ejecutivo la posibilidad de citar al Legislativo.

Ocurrieron a lo largo de la historia contados hechos que requirieron de autoconvocatorias legislativas, y los legisladores chocaron entonces con que las cartas magnas no especificaban (aunque tampoco prohibían) que se convocara a sesiones extraordinarias sin que lo requiriera el Ejecutivo.

Tan es así, que el tema motivó un gran debate (que duró décadas) acerca de si, tal como lo indica implícitamente la Constitución Nacional, el Poder Ejecutivo tiene o no la facultad exclusiva de llamar a extraordinarias, o si las cámaras legislativas tienen la potestad de autoconvocarse o de modificar los temarios que provienen del Poder Ejecutivo. A fin de poner luz sobre las discusiones se expidieron los constitucionalistas más prestigiosos del país. Opinando en tal sentido Jorge Vanossi, Carlos María Bidegain, Nestor Sagües, Jorge Gentile, Eduardo Barcesat y otros.

En tal sentido podríamos citar a Jorge Banossi, quien escribió: “Las facultades del presidente de la Nación de convocar al Congreso a sesiones extraordinarias no le confiere al titular del PE una atribución implícita de proceder a su suspensión, o a su interrupción, o al retiro de alguno o de todos los temas puestos a consideración en la convocatoria cuando lo considere conveniente. En tal sentido sostenemos desde hace tiempo que la práctica según la cual el Congreso Nacional no puede tratar durante sus sesiones extraordinarias otros temas que los expresamente incluidos por el PE en su convocatoria, es nada más que una práctica, toda vez que las cláusulas constitucionales en juego -artículo 63 y artículo 99 inciso 9- nada dicen al respecto que pueda interpretarse en sentido prohibitivo”.

“Nada dicen al respecto…”, afirma Banossi, refiriéndose a los artículos específicos de la Carta Magna; aunque él -como todos- opinó que las cámaras sí tienen la potestad de citarse a sí mismas, e incluso de modificar los temarios para los que fueron citadas, obviamente en situaciones “extraordinarias”.

Es decir, las cámaras tienen la potestad de autoconvocarse a sesiones extraordinarias, lo que no tienen es el derecho de cambiar el sentido de las sesiones extraordinarias y convertirlas, con intenciones electoralistas, en simples sesiones ordinarias fuera de término. Esto es lo que está ocurriendo en Paso de los Libres solamente porque se le ocurre al partido de oposición que, coyunturalmente, mantiene la mayoría y por ende a las autoridades del Concejo.

¿Cómo se resolvió formalmente la discusión? habilitando la autoconvocatoria legislativa en los Reglamentos Internos. ¿Que dice el nuestro? “Podrá ser convocado asimismo a Sesiones Extraordinarias por el Intendente Municipal o autoconvocarse con la firma de la tercera parte de sus miembros.- En las Sesiones Extraordinarias, sólo podrán tratarse y resolverse el o los asuntos que hayan motivado la convocatoria… (ART. 12).

Lo que pretende este cronista, con la cita al viejo debate, es clarificar la naturaleza del llamado a sesiones extraordinarias. Es obvio que si el debate existió es porque la Constitución Nacional no es clara, y tampoco lo son el resto de las cartas magnas del país. Pero no porque haya una falencia en todas las constituyentes de la historia argentina, sino porque el tema no ameritaba su contemplación. Para que se entienda, ninguna carta magna argentina dice que cuando vemos sol es de día y cuando el astro no se ve es de noche, nadie consideró jamás que incluir semejante disquisición fuera importante, y lo mismo ocurre con las sesiones extraordinarias, que fueron creadas como una salida a una crisis coyuntural por la que pueda atravesar cualquier gobierno.

Para terminar de explicar el punto empecemos por determinar el sentido del adjetivo “extraordinario/a”:

1.Que es poco común, sale fuera del orden o regla general, o sucede rara vez.

2.Que es mejor o mayor que lo ordinario.

Definido el término, es de sentido común entender que el constituyente abrió la puerta a las sesiones extraordinarias para solucionar problemas al Gobierno, y no para crearselos. Y está claro que el presidente del Concejo, a instancias de su jefe, el diputado Eduardo Vischi, utiliza políticamente esta prerrogativa para intentar generar agenda, citando a extraordinarias para realizar pedidos de informes que solo buscan entorpecer la labor del Ejecutivo y exhibir en los medios una presunta labor parlamentaria que en realidad no es tal porque las comisiones no funcionan fuera del período de sesiones ordinarias.

O sea… los concejales de ECO-Cambiemos se juntan un día y se preguntan ¿con que le podemos romper las pelotas al intendente?, llaman a una extraordinaria, leen los pedidos de informe y se vuelven a sus casas.

En franca campaña y con meras intenciones electoralistas, en poco más de un mes, ECO-Cambiemos autoconvocó al Concejo tres veces a extraordinarias para generar 16 pedidos de informe al Poder Ejecutivo, del tenor de ¿Que están haciendo en Pago Largo al 1300?, algo que (perdón por la insistencia) no tiene precedentes. Jamás en la historia un intendente recibió un solo pedido de informes fuera del periodo de sesiones ordinarias. Sin embargo esto ni siquiera se menciona en la mayoría de los medios locales. ¿Por que?, porque a la agenda periodística “la paga” el gobierno provincial.

El 1º de febrero, 22 días después del primer temporal que sufriera nuestra ciudad a principios de este año; con más de 1200 evacuados en Libres y con media ciudad rota, el concejal trucho, Wilfredo Collinet decidió convocar al Concejo para pedirle informes al intendente -entre otros- acerca de las obras de reconstrucción de la ciudad. Es decir, habiendo pasado 22 días sin que el gobierno provincial al que ellos responden mandara un solo peso o insumo a Paso de los Libres para paliar los daños; sin que ningún concejal opositor se acercara siquiera a ver sí, o en que, podían ayudar; y sin siquiera molestarse en hacer un solo trámite ante su gobierno provincial; los radicales pretendían que el ingeniero Garavano dejara de trabajar para sentarse a responderles preguntas improcedentes y extemporáneas.

Ni en esa sesión del 1º de febrero ni en ninguna de las posteriores aparece un triste proyecto de comunicación dirigido al presidente de Cambiemos o al gobernador de ECO-Cambiemos solicitando ayuda para Libres. Tampoco hay una sola comunicación “informando” al Ejecutivo de alguna gestión realizada por ellos ante los gobiernos nacional o provincial, ambos de su sector político.

Solo actúan políticamente para entorpecer el trabajo del gobierno municipal, que perdieron hace algo más de un año, por ladrones y por ineptos; y que pretenden recuperar apenas “proyectando” en el adversario las incapacidades y los malos hábitos que les son propios.

¿Se harán eco los periodistas de “Korea del Centro” de los palos en la rueda que todo el tiempo ponen los concejales de ECO-Cambiemos, o seguirán poniendo en la agenda pública estas miserables prácticas políticas y tratándolas como si fuesen normales?

Para generar agenda el concejal “trucho”, Wilfredo Collinet, insiste con sus cuestionables pedidos de informe en extraordinarias, de las cuales no existen precedentes.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CIUDAD

Más en CIUDAD

Falsificación de documento

Exclusivo: Una de las denuncias que lo tienen imputado a Collinet en la justicia federal

en la dirección de juventud

El lunes 20 comienza la segunda entrega del BEG

la mejor foto

Unidad Correntina celebró acuerdo entre Cristina y el PJ nacional

"Tenemos que sumarnos todos al llamado a la unidad peronista, más allá de circunstancias internas en Corrientes, porque la gente lo pide a gritos”, dijo Tincho Ascúa.

segunda edición

El Rally Entrerriano fue un éxito rotundo en Paso de los Libres

para "fierreros"

Rally Entrerriano: Quedó definido el cronograma de la “Etapa Paso de los Libres”

Causa Largueri

El TOP anuló la causa: Entrevistas al querellante y al presidente del tribunal. Ifrán pidió derecho a réplica

El abogado Hermindo Gonzáles y el presidente Marcelo Fleitas dialogaron con Contrapoder Radio. El juez Gustavo Ifrán solicitó derecho a réplica por sentirse agraviado.

con multitudinario acto peronista

Unidad Correntina lanzó la campaña en Paso de los Libres

APROBARON EL TRASLADO DE FRESNEDA

Colombi logró su objetivo: Se llevó a su amigo al juzgado electoral

El Consejo de la Magistratura aprobó irregularmente el pedido del juez federal de Paso de los Libres, Gustavo Fresneda, para ser trasladado al Juzgado nº 1 de Corrientes.

turismo

“Piyi Martins: “Nuestro objetivo es insertar dentro del corredor turístico a Paso de los Libres”

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2017 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite