ECONOMÍA

Los peligros de otra megadevaluación macrista: El dólar alto es salarios bajos

Los peligros de otra megadevaluación macrista: El dólar alto es salarios bajos
Avatar

Por Alfredo Zaiat – 

El tipo de cambio real alto tiene como contrapartida salarios reales deprimidos. Esto significa que si el dólar sube mucho y le gana a la evolución de la tasa de inflación en forma constante, el poder adquisitivo de los trabajadores se reduce. El comportamiento de la economía argentina desde hace varias décadas ilustra que ése es el saldo en el vínculo entre dólar-salario. A esta altura esto no es un secreto, lo que resulta perturbador es que exista un amplio consenso entre economistas que asegura que se necesita un dólar caro para impulsar las exportaciones. Esto significa que para conseguir dólares, cuya escasez es uno de los principales motivos de las crisis cíclicas, los trabajadores deberían aceptar pérdidas en la capacidad de compra de sus ingresos. Pero lo que también ha ilustrado la evolución de la economía argentina es que la disponibilidad de dólares del sector externo comercial no es muy sensible al nivel del tipo de cambio real. Los datos duros muestran que un dólar alto no incentiva el volumen de exportaciones; y sí abulta el ingreso de los exportadores. Como gran parte de los despachos al exterior son bienes del sector primario, los grandes ganadores serían el complejo agropecuario, los productores de hidrocarburos, las firmas mineras y de otros commodities. Es una producción cuyos resultados dependen del mercado internacional (por precio y demanda), más que de las condiciones cambiarias internas.

Planteado así, un dólar alto es un potente redistribuidor regresivo del ingreso. El dilema de gestión económica aparece cuando un dólar no tan alto o bajo acelera las importaciones que desplazan producción nacional. Por otro lado, pese a lo que afirma la mayoría de los analistas, ese dólar bajo no incentiva más la fuga de capitales. Esta ya es una variable constante desde hace años independientemente del precio del dólar.

En esta instancia, entonces, aparece el interrogante de qué hacer con el dólar. Más allá de las disputas discursivas en la campaña electoral, si el objetivo es empezar a abordar la crisis impresionante que generó la crisis macrista, la necesidad de la doble administración (del mercado cambiario y del comercio exterior) se vuelve imprescindible, como también eludir la trampa del dólar alto.

Esta es una estrategia ineludible, obviamente si la misión es empezar a reparar el actual descalabro económico, porque la gestión Cambiemos ha agotado las fuentes financieras y ha deprimido las fuentes comerciales de conseguir dólares. Hoy el sector público no tiene dólares suficientes; no así el privado que ha acumulado cantidad de billetes verdes, depositados en los bancos, escondidos en algún rincón de la vivienda o descansando en cuentas en el exterior (declaradas en bancos u ocultas en offshore). Esperar que esos dólares regresen en forma inmediata al circuito local, ya sea en inversiones productivas o en colocaciones en pesos, es de un optimismo que la pesada herencia de la economía macrista no permite vislumbrar.

El escenario realista es que con una escasez máxima de dólares, sin acceso al financiamiento del mercado de capitales internacional y con el Fondo Monetario habiendo entregado el 90 por ciento del stand by y ubicado en el privilegiado primer lugar para cobrar, es poco útil el debate acerca de si el tipo de cambio real está atrasado o no. Porque puede ser que en términos históricos se ubique por encima del promedio, que se encuentre varios pasos adelantado cuando se compara con otros momentos económicos (década del ’90 o fines de 2015), o que este perdiendo terreno en lo que va del año por la política electoral del oficialismo de pisar la paridad. Pero si no hay dólares disponiblespara atender al mismo tiempo el pago de deuda, la tendencia dolarizadora del ahorro, el giro de utilidades de multinacionales y las importaciones, el nivel del tipo de cambio no se termina definiendo por cuánto puede estar atrasado o cuál es su valor de equilibrio. Se define por la disponibilidad de dólares. Hoy es muy limitada y, cuando se acaben los dólares del FMI, será angustiante.

Esto implica que si la misión es recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores para empezar a reconstruir el consumo y, por lo tanto, la actividad del mercado interno, es primordial evitar un dólar alto y descontrolado por su escasez extrema. Para lograrlo, la principal llave es una administración efectiva del mercado de cambio y del comercio exterior.

 

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ECONOMÍA

Más en ECONOMÍA

la empresa preferida de macri

Mercado Pago trasladó sus pérdidas a los usuarios

La empresa de Marcos Galperín envió mensajes anunciando "Tuviste rendimiento negativo por primera vez". Fue para dar cuenta de la situación. No cayó bien en los clientes.

El mercado en debacle por culpa de Macri y el FMI

¿Quiénes son responsables de la corrida cambiaria?

El régimen de valorizaciones financiera de estos casi cuatro años de macrismo explotó. No lo hizo por el triunfo electoral de la oposición. Los responsables de la crisis.

por la falta de reacción del gobierno

Debacle financiera: El riesgo país, sin techo, trepó a 1.467 puntos básicos

Macri culpó al pueblo y a la oposición por la explosión de la economía de hoy, tras la conferencia JP Morgan le bajó la calificación con una disparada histórica.

diario del lunes

Shockeado por las PASO, el Círculo Rojo apura las gestiones para reunirse con AF

Daniel Funes de Rioja, de la UIA, y Miguel Blanco, de IDEA, reconocieron gestiones para encuentros inminentes. Críticas a la política del gobierno pero autocrítica cero. 

corrida cambiaria

Economistas no le ven techo al dólar y temen por los efectos en la economía real

Medina asegura que "el problema no es quién ganó sino quién perdió", y Vanoli que las reacciones financieras se deben a que el oficialismo le mintió a los argentinos. 

se vende a 63 pesos

Corrida cambiaria: El dólar no parece tener techo

Todas las variables financieras se descontrolaron tras la PASO. Hay incertidumbre en la City. Es la suba más fuerte desde la megadevaluación de la apertura del cepo.

Luego del amplio triunfo opositor

Todas las miradas puestas en el dólar

Las PASO desarmaro las operaciones y especulaciones interesadas de los últimos días y dejaron en puerta una tormenta perfecta, estimulada por el propio gobierno.

Pronóstico para después de las elecciones

Standard and Poor’s ve riesgos para las empresas

La calificadora advierte sobre más devaluación, incremento de retenciones a las exportaciones y dificultad para seguir subiendo tarifas, las cuales caerían en dólares.

la chocan toda

Las 5 causas por las que sigue subiendo el dólar

Macri se prepara para enfrentar el primer paso en su sueño reeleccionista en una situación financiera cada vez más delicada tanto por factores externos como domésticos.

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2017 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite