MUNDO

El golpe en Bolivia: cinco lecciones

El golpe en Bolivia: cinco lecciones
Avatar

Por Atilio Boron – 

La tragedia boliviana enseña con elocuencia varias lecciones que nuestros pueblos y las fuerzas sociales y políticas populares deben aprender y grabar en sus conciencias para siempre. Aquí, una breve enumeración, sobre la marcha, y como preludio a un tratamiento más detallado en el futuro.

Primero, que por más que se administre de modo ejemplar la economía como lo hizo el gobierno de Evo, se garantice crecimiento, redistribución, flujo de inversiones y se mejoren todos los indicadores macro y microeconómicos la derecha y el imperialismo jamás van a aceptar a un gobierno que no se ponga al servicio de sus intereses.

Segundo, hay que estudiar los manuales publicados por diversas agencias de EEUU y sus voceros disfrazados de académicos o periodistas para poder percibir a tiempo las señales de la ofensiva. Esos escritos invariablemente resaltan la necesidad de destrozar la reputación del líder popular, lo que en la jerga especializada se llama asesinato del personaje (“character assasination”) calificándolo de ladrón, corrupto, dictador o ignorante. Esta es la tarea confiada a comunicadores sociales, autoproclamados como “periodistas independientes”, que a favor de su control cuasimonopólico de los medios taladran el cerebro de la población con tales difamaciones, acompañadas, en el caso que nos ocupa, por mensajes de odio dirigidos en contra de los pueblos originarios y los pobres en general.

Tercero, cumplido lo anterior llega el turno de la dirigencia política y las elites económicas reclamando “un cambio”, poner fin a “la dictadura” de Evo que, como escribiera hace pocos días el impresentable Vargas Llosa, aquél es un “demagogo que quiere eternizarse en el poder”. Supongo que estará brindando con champagne en Madrid al ver las imágenes de las hordas fascistas saqueando, incendiando, encadenando periodistas a un poste, rapando a una mujer alcalde y pintándola de rojo y destruyendo las actas de la pasada elección para cumplir con el mandato de don Mario y liberar a Bolivia de un maligno demagogo. Menciono su caso porque ha sido y es el inmoral portaestandarte de este ataque vil, de esta felonía sin límites que crucifica liderazgos populares, destruye una democracia e instala el reinado del terror a cargo de bandas de sicarios contratados para escarmentar a un pueblo digno que tuvo la osadía de querer ser libre.

Cuarto: entran en escena las “fuerzas de seguridad”. En este caso estamos hablando de instituciones controladas por numerosas agencias, militares y civiles, del gobierno de Estados Unidos. Estas las entrenan, las arman, hacen ejercicios conjuntos y las educan políticamente. Tuve ocasión de comprobarlo cuando, por invitación de Evo, inauguré un curso sobre “Antiimperialismo” para oficiales superiores de las tres armas. En esa oportunidad quedé azorado por el grado de penetración de las más reaccionarias consignas norteamericanas heredadas de la época de la Guerra Fría y por la indisimulada irritación causada por el hecho de que un indígena fuese presidente de su país. Lo que hicieron esas “fuerzas de seguridad” fue retirarse de escena y dejar el campo libre para la descontrolada actuación de las hordas fascistas –como las que actuaron en Ucrania, en Libia, en Irak, en Siria para derrocar, o tratar de hacerlo en este último caso, a líderes molestos para el imperio– y de ese modo intimidar a la población, a la militancia y a las propias figuras del gobierno. O sea, una nueva figura sociopolítica: golpismo militar “por omisión”, dejando que las bandas reaccionarias, reclutadas y financiadas por la derecha, impongan su ley. Una vez que reina el terror y ante la indefensión del gobierno el desenlace era inevitable.

Quinto, la seguridad y el orden público no debieron haber sido jamás confiadas en Bolivia a instituciones como la policía y el ejército, colonizadas por el imperialismo y sus lacayos de la derecha autóctona. Cuando se lanzó la ofensiva en contra de Evo se optó por una política de apaciguamiento y de no responder a las provocaciones de los fascistas. Esto sirvió para envalentonarlos y acrecentar la apuesta: primero, exigir balotaje; después, fraude y nuevas elecciones; enseguida, elecciones pero sin Evo (como en Brasil, sin Lula); más tarde, renuncia de Evo; finalmente, ante su reluctancia a aceptar el chantaje, sembrar el terror con la complicidad de policías y militares y forzar a Evo a renunciar. De manual, todo de manual. ¿Aprenderemos estas lecciones?

Ver comentarios (1)

1 Comment

  1. Avatar

    Soledad

    24/11/2019 at 2:10 am

    Debemos aprender!!!
    Vergonzoso y doloroso lo sucedido

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Más en MUNDO

panorama regional

Alicia Castro: “Con Bullrich de presidenta, el PRO se está bolsonarizando”

"Nos están gobernando quienes fueron cómplices económicos de la dictadura, sus principales beneficiarios", dijo la ex embajadora en Venezuela y el Reino Unido.

uruguay

Martínez reconoció la derrota, Lacalle Pou será el nuevo presidente

De acuerdo al recuento definitivo el candidato de la alianza de derecha sumó más de tres mil votos y con eso adquiere una ventaja inalcanzable para Daniel Martínez. 

acercar posiciones

Alberto Fernández recibió al embajador de EEUU

El embajador de Estados Unidos, Edward Prado, visitó este martes al presidente electo Alberto Fernández en las oficinas del próximo mandatario en Puerto Madero.

no se anunció el ganador

Paridad extrema en el ballottage uruguayo

Con más de 2,4 millones de votos contados, la diferencia era de apenas 30 mil votos a favor de Lacalle Pou. Daniel Martínez dijo que "hay que esperar".

más represión

Piñera pretende mandar a las FFAA a la calle sin establecer el estado de excepción

El presidente chileno anunció que enviará un proyecto al Congreso que suma personal militar en las calles “para proteger el orden público y asegurar la paz social”.

golpe de estado en bolivia

Ni siquiera Trump apoya la cacería humana establecida por el régimen de Añez

En un comunicado del Departamento de Estado girado este jueves Michael Pompeo salió a despegarse de las acciones represivas de los militares y policías bolivianos.

latinoamérica se resiste

Contra el neoliberalismo: Ahora también se levantó colombia

Alegando saqueos y hechos de violencia, en los que resultaron lesionados 23 uniformados y dos manifestantes la alcaldía de Cali decretó toque de queda.

golpe de estado en bolivia

Evo denunció 30 muertos, mientras el Congreso debate cómo llamar a elecciones

Tras el golpe de Estado la crisis institucional hundió al país andino bajo una montaña de denuncias de golpe de Estado, dictadura y violaciones a los Derechos Humanos.

golpe de estado en bolivia

La CIDH acusó a Añez por la brutal represión y le exigió elecciones sin exclusiones

Desde el organismo advirtieron que las violaciones a los derechos humanos no pueden ser ignoradas y son imprescriptibles y que el decreto de autoamnistia no tiene validez

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2017 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite