OPINIÓN

El gabinete de Alberto Fernández, la primera promesa cumplida

El gabinete de Alberto Fernández, la primera promesa cumplida

Por Paula Canelo* – 

El lector o lectora compartirá, muy probablemente, la certeza de que los últimos cuatro años no han sido precisamente los tiempos de las promesas cumplidas. En contraste, es posible afirmar que ya antes de asumir, al dar el primer paso hacia la construcción de su gobierno designando a su gabinete, Alberto Fernández cumplió con su primera promesa. El presidente nos dijo más de una vez que la única manera de gobernar esta Argentina arrasada que nos deja Cambiemos era a través de la construcción colectiva de acuerdos y equilibrios. Y, en efecto, en la elección de sus colaboradores, el presidente puso en marcha una cuidadosa ingeniería política. Su gabinete contiene todas las fuerzas participantes del Frente de Todos. En él conviven albertismo, kirchnerismo, massismo, intendentes, gobernadores, PJ, organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y dirigentes políticos con trayectoria propia, algunos de ellos presidenciables hasta hace poco tiempo.

El resultado de esta ingeniería de acuerdos es un gabinete de coalición, heterogéneo, donde todas las partes han obtenido su parte, sí, pero donde todas, también, han tenido que ceder un poco, o mucho. Gabinete que deberá tener a las negociaciones y a los entendimientos como principio fundamental de la dinámica del poder, con la mirada puesta tanto hacia el interior de la coalición como hacia el exterior. Fernández también nos dijo que no sería un presidente subordinado a su vicepresidenta, como intentó hacernos creer el macrismo. Y esto también se cumple en el gabinete, donde la ingeniería política albertista reconoce al kirchnerismo como al socio principal de la coalición, pero donde el presidente imprime su impronta y su control personal en muchas áreas clave. Detrás del dato básico que nos muestra que de 21 ministerios albertismo y kirchnerismo han obtenido casi la misma cantidad, es posible observar que el círculo de colaboradores más estrecho del presidente, por ejemplo, los miembros del Grupo Callao y/o funcionarios de su más estrecha confianza se reserva posiciones estratégicas. Cafiero y Todesca Bocco en Jefatura de Gabinete, Losardo en Justicia, Moroni en Trabajo, Kulfas en Desarrollo Productivo, Tolosa Paz en el Consejo Federal de Políticas Sociales, Ibarra y Vitobello en las Secretarías de la Presidencia.

El albertismo se reserva no sólo el control del “área política” del gabinete (equilibrado con De Pedro en Interior) sino también una importante gravitación en la gestión socioeconómica, que será prioritaria en el futuro inmediato. El gabinete de Fernández, donde se cumple su primera promesa, muestra una importante ruptura con el perfil del funcionariado macrista. En lugar de CEO y elencos provenientes del sector privado, políticos profesionales y técnicos con experiencia en la gestión del Estado. En lugar de un gabinete que expresó en forma cruda y abierta los intereses de una minoría social, otro formado por funcionarios políticos con capacidad y experiencia en la gestión de los conflictos sociales.

Como consecuencia, en el gabinete de Fernández también se cumple un cambio de paradigma en el modelo de la gestión del gobierno y del Estado. Ya no se trata de importar de manera acrítica los modelos de la gestión empresarial, sino de recuperar una lógica de gestión que tienda a la reconstrucción del Estado como un espacio de autonomía creciente en la fijación de las metas colectivas. Ahora bien, esta primera promesa cumplida es condición necesaria, aunque no suficiente, para que el presidente Fernández pueda afrontar, entre otros, dos desafíos cruciales que deberá resolver su gestión, y que quedaron muy expuestos durante las últimas semanas. Los llamaremos aquí los dos cuarentas.

Por un lado, ese cuarenta por ciento de votantes que parece permanecer refractario a cualquier iniciativa política vinculada con el peronismo; por otro lado, ese cuarenta (¿cuarenta y uno?) por ciento de pobres relevado por el último informe del Observatorio Social de la UCA. El primer cuarenta por ciento será un desafío importante de representación para el gobierno de Fernández. Se trata de ese amplio sector de nuestra sociedad que votó por la reelección de Macri a pesar del fracaso abrumador de su gestión, “a pesar de la economía”. Que es mucho más amplio que el “núcleo duro” del macrismo y que las expresiones minoritarias de odio neto que, por ejemplo, amplificaron varios medios de comunicación durante la marcha del 7D. Un amplio sector que estuvo siempre presente en la política argentina, pero que se consolidó, cuantitativa y cualitativamente, durante los años de Cambiemos. Que fue su condición de posibilidad y que también será su continuidad, porque en él buscará apoyarse lo que resurja de Cambiemos o Juntos por el Cambio en el futuro inmediato.

El segundo cuarenta por ciento es la herencia más dramática del macrismo, sin dudas el desafío mayor y más urgente: ese 40,8% de pobres generado por la máquina de crear y consolidar desigualdades que fue el gobierno de Cambiemos. Ese número que hoy es descomunal y que tenderá a crecer aún más cuando comiencen a verse los efectos de la inflación de los últimos meses. Que es la cara más evidente (y sólo la más evidente) de la catástrofe social que nos deja el macrismo para el futuro próximo y no tan próximo. En esos dos cuarentas es posible observar gran parte de lo desolador de la herencia del macrismo. Y más, si se comprueba que al primer cuarenta por ciento le importa poco del segundo. Si así es, si así de profunda es la fractura social que nos dejan los años de Cambiemos, bienvenido sea, muy bienvenido, el tiempo de las promesas cumplidas.

*Paula Canelo. Socióloga. Autora de “¿Cambiamos? La batalla cultural por el sentido común de los argentinos”.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Más en OPINIÓN

entrevista completa

Dady Brieva: “Cristina estaba muy regalada con su seguridad”

"Yo no vengo a la televisión a hablar de política, pero si me preguntás no me hago el estúpido", afirmó este jueves el actor durante una entrevista en la TV Pública.

duro hilo en Twitter

Cristina disparó contra las alimentarias por los aumentos de precios

Hizo foco en el aumento de la indigencia que marcó el Indec y puso en la lupa la suba desmedida de los márgenes de ganancia de las compañías de alimentos y bebidas.

opinión-Eduardo Aliverti

Los copitos nacidos de un repollo

El alegato final de Cristina Fernández parece empequeñecer cualquier consideración sobre todo otro episodio del escenario noticioso. Eso es así sea que se estime a la...

opinión-ricardo Ragendorfer

Las terminales políticas de la extrema derecha argentina

Desde el partido Vox, en España, hasta el ala dura del PRO. Los grupos neofascistas que quedaron en el foco luego del atentado a CFK no son "orgas" de "loquitos sueltos".

entrevista

Moreno Ocampo abogó por un nuevo acuerdo político para rechazar la violencia

"Me parece importante hacer una condena colectiva del intento de asesinato a la vicepresidenta", dijo, y pidió una marcha donde caminen juntos Máximo y Bullrich.

opinión-Raúl Kollmann

La persecución judicial y el atentado o las partes de un todo

El alegato de defensa realizado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad fue duro, técnico y también emotivo.

vialidad

Tras 14 horas de alegato: Punto por punto, cómo desarmó Beraldi las acusaciones de la fiscalía

Beraldi, detalló las falsedades, errores y omisiones de las imputaciones formuladas por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola contra Cristina Kirchner. 

asamblea general

Alberto ante la ONU: “Las naciones endeudadas padecen mucho más los efectos del sistema establecido”

Durante su exposición el Presidente remarcó que la pandemia de coronavirus "transparentó las enormes desigualdades que soporta la población mundial".

lawfare

Cristina: “Luciani y Mola, más que fiscales, parecen trolls”

La vicepresidenta compartió un video de la intervención de su abogado. "El Dr. Beraldi demolió las mentiras y fake news de Luciani y Mola", indicó la Cristina Kirchner.

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite