OPINIÓN

Nisman: Una muerte utilizada para reforzar la demonización del kirchnerismo

Nisman: Una muerte utilizada para reforzar la demonización del kirchnerismo
Avatar

Por Demián Verduga –

La difusión en la plataforma Netflix del documental del periodista inglés Justin Webster sobre Alberto Nisman puso de nuevo en un lugar central del debate público la muerte del fiscal y a su incógnita: qué fue lo que ocurrió ese 18 de enero de 2015. Para ser más preciso: no es en la opinión pública donde se reavivó la polémica sino, y sobre todo, en los medios de comunicación interesados en instalar la hipótesis del asesinato. El realizador de la serie de seis capítulos intentó ubicarse en un lugar equidistante. Sin embargo, quienes han utilizado la muerte de Nisman para agregarle “otra maldad” a la expresidenta Cristina Fernández, que en ese relato sería portadora de todas las crueldades posibles que puede cometer un ser humano, una verdadera encarnación de Lucifer, encontraron en el trabajo del periodista inglés un debilitamiento de su construcción.

El documental lesiona el manto de sospecha que azuzan desde hace cuatro años los medios tradicionales y algunos políticos del bloque antiperonista para sembrar la idea del homicidio y esparcir la mancha obscura hasta llegar a CFK.

En estos últimos días, estos sectores salieron a reinstalar con especial énfasis la hipótesis del crimen violento. Más que la fecha, un nuevo aniversario del fallecimiento de Nisman, la motivación es el documental, que además fue hecho por un inglés, lo que en el imaginario de estos mismos actores garantizaría el  profesionalismo y la “objetividad”. Jamás le darían ese reconocimiento a un autor argentino o latinomericano. Que Webster sea sajón les jugó en contra.

Estas breves reflexiones son para ir al punto que aquí importa y es qué pasa respecto de la muerte del fiscal en el imaginario social. Como tantos otros temas, ¿cayó en los cauces ya formados por las pasiones políticas previas? ¿Los kirchneristas-peronistas creen en una explicación y los antiperonistas lo contrario? ¿Hubo una utilización política de esta muerte? ¿Ayudó en  2015 a la derrota de Daniel Scioli y al triunfo de Mauricio Macri? Son algunos de los interrogantes que los consultores que hablaron con Tiempo Argentino intentan responder.

(Foto: TELAM)

 

Fernando Larrosa es director de la consultora Ceis. “En comparación con otras denuncias que se hicieron contra el gobierno de Cristina esta tiene el elemento trágico de la muerte-dijo-. Por supuesto que cayó en la grieta, el posicionamiento político previo influye en lo que se cree que pasó, cada uno se define según sus afinidades, más allá de que no está resuelto el tema judicial y quizás nunca se resuelva. Hay una porción muy grande de la población que cree que se suicidó y otra también muy amplia que piensa que lo mataron”.

La socióloga Analía Del Franco puso el acento en la situación actual, en el impacto que tiene hoy el caso. “No hay motivos para que las personas hayan cambiado de opinión respecto de lo que creían hace cuatro años. La película, a mi criterio, simplemente reavivó el tema. A mí me parece que la sociedad se divide en tercios con esto como con tantas otras cosas, los que creen en el suicidio, los que piensan que fue homicidio y a los que no les interesa. De todas maneras me parece que es un tema que hoy está en tercer plano de las preocupaciones y las demandas de la población”.

Para Ricardo Rouvier, la muerte de Nisman tiene algunos rasgos comunes con otros fallecimientos con fuerte impacto político. El sociólogo sostuvo que ese tipo de casos nunca se termina de esclarecer. “Miremos la muerte de John F. Keneddy (expresidente de EE UU asesinado el 22 de noviembre de 1963 en la ciudad de Dallas, estado de Texas). Tuvo una enorme  trascendencia. Y lo que se descubrió, supuestamente, es al autor material del crimen y nunca a los autores intelectuales. Está siempre sumergido en una manto de duda lo que ocurrió”. “Yo, como tantos, no tengo claridad de lo que pasó con Nisman. Pero sí me resulta llamativo que hasta hoy no se haya podido definir una hipótesis que se vaya imponiendo”.

“Eso tiene un sentido político más que investigativo-sugirió Rouvier-. Por eso creo que nunca se definirá una verdad. Si mañana se demostrara que fue un suicidio, el kirchnerismo tendría un elemento muy contundente para atacar a sus adversarios acusándolos de no buscar la verdad sino de construir la idea del asesinato. Y si la definición fuera al revés, que fue un homicidio,  sería un golpe político muy fuerte. Por esto creo que nunca se va llegar a una conclusión y la política seguirá jugando a sus rivalidades. Se ha transformado en un objeto de la disputa entre el peronismo y antiperonismo, del kirchnerismo y el antikrichnerismo”.

La muerte del fiscal no ocurrió en cualquier momento. Fue en el inicio del año electoral, cuando CFK finalizaba su segundo mandato, no tenía reelección y debía buscar un sucesor.

Para Larrosa, el  macrismo fue el gran beneficiario político de la tragedia. “Es uno de los hechos que ayudó a la victoria de Macri en 2015. El uso político de la muerte fue muy claro y sirvió para agudizar el sentimiento antikirchnerista y quizás inclinar hacia un lado a votantes que estaban ubicados en una postura más moderada. Había otras denuncias contra el Gobierno nacional de ese momento, pero esta, como dijimos al principio, tenía un elemento más trágico. Y la oposición de ese entonces jugó fuerte para generar la idea del asesinato y dejar un halo de misterio sobre quién lo mato”.

Del Franco tuvo una visión diferente. “No creo que lo haya ayudado a que Macri gane las elecciones presidenciales ese año. Me parece que son hechos muy distantes. La muerte de Nisman fue en enero y el balotaje en noviembre”. “Sí, es cierto-agregó la encuestadora- que agudizó la polarización con el gobierno de Cristina. Y todo lo que fuera poner bajo sospecha al oficialismo era utilizado  y fue uno de los caballitos de batalla, un elemento más de argumentación en contra del kirchnerismo, para sumar a esa caracterización estereotipada de la maldad de CFK”.

Para finalizar, Rouvier remarcó: “Nisman, como símbolo, en ese momento reforzó el antiperonismo. Hoy no creo que cambie demasiado las posturas que la sociedad ya tiene. Lleva muchos años siendo muy utilizado por el antikcihnerismo que quiere demostrar que el gobierno de Cristina estuvo involucrado  en el supuesto homicidio”.

La  utilización de la muerte de Nisman para reforzar el proyecto de caracterizar al kirchnerismo como el portador del mal absoluto terminó por producir el mismo efecto que provoca una guerra: la primera víctima fue la verdad.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Más en OPINIÓN

opinión-mariana carbajal

Femicidios sin cuarentena: Ruidazo federal contra la violencia patriarcal

Desde que comnzó el aislamiento obligatorio fueron asesinadas siete mujeres. Varias también debieron ser hospitalizadas por la violencia machista. 

opinión-alfredo zaiat

Techint debería ser de todos, con los recursos que recibió del Estado

Subsidios, protección de importaciones, contratos de obras públicas, licuación de deuda externa, exenciones impositivas y privatizaciones.

82,1% confía en alberto

El 52% de los votantes de Macri cree que Alberto está haciendo las cosas mejor

Los electores macristas se muestran más tranquilos con las acciones del Frente de Todos que con como imaginan hubiese accionado Cambiemos de estar en el Gobierno.

opinión-alfredo zaiat

El virus del default global y el colapso de la economía

La situación de la deuda argentina es insignificante en una economía mundial que enfrenta el peligro de una insolvencia masiva de países emergentes y corporaciones.

opinion-mario wainfeld

El Gobierno, la gente, la peste, lo que viene

Cumplimiento de la cuarentena. Posible extensión, fechas en danza. Las proyecciones sobre la pandemia. Qué piensa y que hará el presidente. Conformidad con el acatamiento

opinión-Adrian Figueroa Diaz

24 de marzo: la historia de una foto emblemática de la represión

El 30 de marzo de 1982, Alejandro Segura fue detenido marchando a Plaza de Mayo. Hoy es juez de la Cámara Federal de San Justo, pero se identifica como el pibe de la foto

opinión-raúl dellatorre

Economía y Coronavirus: Cambio urgente de estrategia y prioridades

La conducción económica que asumió junto a Alberto Fernández el 10 de diciembre tenía dos grandes desafíos: reactivar una economía que llevaba un año y medio de rece...

opinión-Federico kucher

El crac bursátil global está haciendo crujir a la economía mundial

La destrucción de valor de las empresas es impactante. El Dow Jones bajó 12,9% en una sola jornada, el retroceso diario más importante de los últimos 30 años.

opinión-marta dillon

No hay vuelta atrás

Una adolescente levanta los hombros y a la vez se señala los pezones para decir que no le gusta usar corpiño y que no lo va a usar aunque su mamá, que está a su lado...

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2017 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite