OPINIÓN

El odio delirante a la República: el mal del político narcisista

El odio delirante a la República: el mal del político narcisista
Avatar

Por Jorge Alemán – 

Desde hace años y bajo el dominio “teológico”del neoliberalismo han invadido el espacio político personalidades absolutamente dominadas por sus pulsiones narcisistas. Así como en su día se habló de “personalidad autoritaria” para dar cuenta del nacionalsocialismo, en la razón neoliberal, la megalomanía, el odio a todo lo que en la patria supo mostrar su vida soberana y el narcisismo impune y destructivo intentan por todos los medios de apoderarse del Estado.

No se trata de la famosa banalidad del mal de Arendt sino de una nueva forma del mal de la banalidad. Se trata de una pulsión destructiva que si bien está anudada a las exigencias de la reproducción del Capital, añade un plus suplementario, una serie de procedimientos que pueden estar al servicio del espionaje y control de la población pero exceden el marco de la utilidad del control propio de los servicios de inteligencia.

Más bien es un puro ejercicio sádico de identificación narcisista que no sólo apela a las apariencias democráticas sino que incluso se victimiza mientras hace daño. Algún día el mundo deberá considerar el nudo entre patología, subjetividad y política para que las megalomanías payasescas de Trump, Bolsonaro, Macri, Áñez, etc. hayan sido posibles y sostenidas por un consenso que en ocasiones ha confinado con la locura social en sus aspectos más paranoicos.

Pero no es cuestión de psicología ni de psiquiatría ni de patologías mentales. Es una necesidad estructural del neoliberalismo que cada vez más exige para su sostenibilidad a dirigentes con la suficiente impunidad, irresponsabilidad y “superficialidad” que encarnen con su carácter insustancial y paródico la dimensión acéfala y descabezada a la que tiende el capitalismo contemporáneo bajo el nombre de neoliberalismo.

El mando neoliberal dictamina: la marcha económica para las Corporaciones, la política para narcisistas al servicio de la pura conspiración. Los tiempos donde personajes banales han generado odio hacia el propio pueblo del cual procedían parecen dar la señal de un verdadero final de época “donde lo viejo no termina de morir y lo nuevo recién está naciendo”. Aún no ha nacido, hubiera dicho Gramsci.

Los sectores de la política que aún guardan la noble responsabilidad ética de la construcción política de lo social, los políticos y políticas que aún intentan pensar en un modo antifascista del vivir deben confrontar sin miramientos con el carnaval macabro de los políticos que vendieron su alma las pulsiones narcisistas, esas que le hacen el trabajo al despliegue neoliberal ciego, sin cabeza, pero reproduciendo siempre su proceso de acumulación ilimitado.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Más en OPINIÓN

opinión-alfredo zaiat

Qué hay detrás del debate por las tarifas

Qué oculta el debate por subsidios, lo que tienen que pagar los usuarios, la segmentación y las inversiones para expandir la red. El actual modelo energético no sirve.

tras el fallo de casación

Se reabre el debate sobre si son delitos de lesa humanidad las torturas a soldados en Malvinas

La polémica volvió a emerger luego de un cuestionado fallo judicial según el cual los abusos cometidos por los militares contra los soldados ya prescribieron.

opinión-irina hauser

La lupa sobre las maniobras de los Macri en el Correo

Dos nuevas denuncias alertan sobre la posible manipulación de acreedores. La relación con el Meinl Bank, un banco austríaco acusado de lavado que fue inhabilitado.

opinión-pedro peretti

CKF, Pablo Iglesias y la Hidrovía

Pablo Iglesias acaba de renunciar a todos sus cargos en el gobierno y a la política partidaria, después del triunfo de la derecha en el Ayuntamiento de Madrid.

opinión-irina hauser

Las claves y los alcances de la decisión de la Corte

Con tres votos distintos, la Corte consideró que el gobierno nacional violó la autonomía porteña al suspender las clases presenciales sin fundamentos suficientes. 

opinión-mario wainfeld

Cara a cara, en el peor momento

Para bailar un tango hacen falta dos, tantos como para pactar. La voluntad no basta pero sin ella se hace imposible conseguir un acuerdo. A las diez de la mañana, hoy...

de visitante en el templo del mal

Wado” De Pedro: “Macri se convirtió en un personaje peligroso para la Argentina”

Wado tensó la conversación con el periodista de TN sin perder la línea, las fake news de Clarín, los prejuicios políticos, las causas armadas y la campaña antivacunas.

opinión-mariana carbajal

Por primera vez el Estado se disculpará ante una sobreviviente de un intento de femicidio

Olga Díaz fue apuñalada cinco veces por su entonces marido y estuvo 45 días en terapia intensiva. Los detalles del caso y la mala praxis de la justicia.

entrevista

Martín Soria: “Casación es un tribunal que ha quedado muy contaminado”

Cumple este lunes dos semanas al frente del Ministerio de Justicia en un momento muy convulsionado por las revelaciones de visitas de jueces a Mauricio Macri.

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite