OPINIÓN

“La nada”: Paro sin movilización, en primera persona

“La nada”: Paro sin movilización, en primera persona

Por Gabriel Link –

El martes, el presidente Mauricio Macri dijo que no entendía las motivaciones del paro, también aseguró a la agencia de noticias de Wall street, “Bloomberg”, que “no hay un Plan B” para la economía, no lo dijo mostrando desconcierto sino seguridad. Dijo que “Ahora Argentina está creciendo después de cinco años”. Con lo cual dio a entender que por más marchas, actos o paros que el pueblo le haga su rumbo económico no se va a modificar porque considera que es el “correcto”. También dijo, hasta el hartazgo, que el paro era “político”.macri no hay plan b

Macri hace política negando a la política, como todas las derechas modernas. En lugar de explicar que la política no es mala, que los malos son los políticos malos (que siempre son de derechas), eligen echarle la culpa de todos los males a “la política”, así, en abstracto. Y mucha gente que no sabe nada de política muerde el anzuelo y una vez más es arriada, como ganado con los ojos vendados hacia el matadero.

Esa reacción de decir “no hay plan B” no muestra “miopía” o “equivocación” por parte del CEO mayor, como opinan algunos que transitan la ancha avenida del medio. Lo que muestra es la seguridad de alguien que sabe que puede hacer todo el daño que se proponga porque el poder real le prometió que no le va a ocurrir nada, muestra que Macri no se está equivocando, sino que vino a hacer precisamente lo que está haciendo, que está conforme con los resultados y que pretende seguir profundizando el ajuste que hambrea al pueblo. Y que, lejos de sentirse mal por eso, se siente orgulloso de como le va. Porque su respuesta denota el orgullo del exitoso.retiro

Por lo tanto lo que viene por delante es una lucha política, muy desigual por la imposición de un modelo, los unos con todo el poder que les dieron las elecciones, con plena protección judicial y mediática y con la conducción clara del Círculo Rojo; y nosotros desde el llano, sin ninguna protección más que el amuchamiento, y sin siquiera una conducción firme que baje desde la política o el sindicalismo. Porque los sindicatos y buena parte de los dirigentes políticos que alguna vez nos condujeron pretenden llevar al peronismo hacia una contrucción de centroderecha que, ellos creen, es el único camino que existe volver a convertir al PJ en alternativa de poder.

No hay plan B, claro que no lo hay, y no lo va a haber mientras gobiernen estos simios caté, que se roban todo al tiempo de que acusan a otros de haberse robado todo antes. Para ellos “robarse todo” es haber utilizado los recursos del estado para darnos dignidad a nosotros. Esa dignidad es el único recurso que tenemos hoy para defendernos de ellos mientras intentan también robarnos eso. not_878481_06_122313_m

Hoy la izquierda estuvo dignamente en la calle, y se bancó un operativo impresionante de efectivos de todas las fuerzas de seguridad, que, en todos los piquetes los superaban en número, pero la burocracia sindical; cómplice de Macri, que solo llamó a un paro por la tremenda presión recibida de las bases (que con sus aportes sindicales les permiten vivir como magnates), decidió que el pueblo peronista no se movilizara, y esa decisión fue apoyada por la dirigencia peronista que hoy conduce al partido y también es cómplice del latrocinio que está cometiendo Macri. Y parece que esto no llama la atención de nadie.

Ahora, el paro fue más que exitoso en términos de calles vacías, y les servirá a los sindicatos para apretar al gobierno en las próximas negociaciones, pero… ¿el gobierno sintió el impacto del paro?, si uno se ciñe a las declaraciones de los funcionarios llega a la conclusión de que no. Ellos son negociantes, no son políticos, manejan otros códigos, saben que a sus votos no los tienen que ir a buscar a las calles, a sus votos se los dieron los medios, y esos medios hoy operaron todo el día para dejarlos bien parados, diciendo exactamente todo lo contrario a lo que decían durante los paros a Cristina. Y esa falta de impacto no pasa desapercibida a los capitostes de la CGT, todo indica que hubo una negociación, por debajo de la mesa, del gobierno con los triunviros: “Ok, llamen al paro pero no nos pongan a la gente en la calle y seguimos charlando”.negocios

¿El gorilaje sintió los efectos del paro?, pues leyendo as redes pareciera que tampoco, los medios se encargaron de demostrar que “por culpa de la UTA “la gente” quería, pero no pudo ir a trabajar”, y la sensación que queda subyacente pareciera ser que “esa fue una acción antidemocrática de los sindicatos golpistas contra un gobierno legítimamente elegido”. Tal cual lo que sentíamos nosotros con los paros que le hicieron a Cristina, sobre todo con el tremendo conato golpista de 2008.

Es decir… la dirigencia que debiera habernos activado fue la que nos desactivó, impidiéndonos validar la protesta en la calle de modo tal que los medios no pudieran esconderla. Impidiéndonos validarlos a ellos mismos para que no les pudieran gritar “mafiosos” desde los atriles del poder.

¿Por que nos desactivaron?, fácil, esos dirigentes, que apenas sonríen con sorna cuando les gritan “mafiosos”, se quieren reunir el lunes con el presidente a renegociar la plata de las obras sociales, no el trabajo de los compañeros, no las paritarias, no la flexibilización laboral, no el precio de la comida, no los remedios de los jubilados, no la leche de los pibes, no la represión desmedida, no… lo que quieren ellos es la plata de las obras sociales. Esas obras sociales que manejan como si fueran verdaderas mafias. CGT-Ministros

Pero, ¿son mafiosos los sindicalistas de la CGT?, no, apenas son sindicalistas ortodoxos, y los sindicalistas ortodoxos son igualitos a los políticos ortodoxos y a los economistas ortodoxos. Ellos creen que “los excedentes” de los fondos público existen para repartírselos entre ellos y entonces tienen como único norte en la vida achicar gastos para que haya más y más excedentes, sin importar cuales son los gastos que achican. Por eso las reuniones con los CEO’s de Macri son entre sonrisas, abrazos y grandes bandejas de sushi.

En las redes se lee a mucha gente reaccionaria, que forma parte de la clase trabajadora, repitiendo el discurso de los CEOS, “la salida es trabajar, no hacer paros”, dicen. Y la única manera de hacerles entender a esa gente que está equivocada es mostrándoles en la calle que somos muchos más los que opinamos otra cosa.

metrobusEs solo cuestión de razonar. El descontento popular es inmenso y quedó claro en marzo que el pueblo reclama que la dirigencia lo llame a la calle. Si solamente los docente fueron capaces de convocar a 400.000 personas, y que eso ocurrió en un día laborable, ¿cuanta gente hubiera salido a la calle respaldada por la inmunidad que le otrorgaba el paro general?, quinientos mil, un millón, dos millones?

¿De verdad no era un día para marchar y mostrar el verdadero poder del pueblo en todo el país?, ¿de verdad fue mejor permitir que esa gente reaccionaria vea en la tele que los que estamos indignados somos menos que los policías y los gendarmes, mientras los periodistas les “relataban” que “no hubo represión” y que “la fuerza” empleada fue necesaria porque los manifestantes “provocaban” a los “agentes del orden”?

Caramba, ¿quien es el miope?

Creo fuertemente que si no hay una presión mayor hacia los burócratas de la CGT o una migración masiva e inmediata de los trabajadores desde los gremios concentrados en esa central hacia los de la CTA perdemos la pelea en el corto plazo, porque la concentración de la riqueza es tendencia mundial, y el mundo está preparado para ver como los países sudamericanos viven con la mitad de su población por debajo de la linea de pobreza.constitución

Lo que cuesta entender es la incapacidad de los seres humanos por darse cuenta de que se están serruchando la rama en la que están sentados, y siguen “meta serrucho”, porque los antes públicos en los que operan estos personajes siniestros, los medios que los cubren, los juzgados que les dan protección y el gorilaje que dá cualquier cosa con tal de que no los gobierne un peronista son empleados. ¿Como creerán esos empleados que se lograron sus derechos laborales sino mediante protestas sociales, manifestaciones callejeras y confrontación con el poder?. ¿Estarán dispuestos a prescindir de la jornada de 8 horas, del aguinaldo, de la obra social, de la ART y de las vacaciones pagas?.

Un paro sin movilización es solo un paro, los grandes cambios de la historia se produjeron con el pueblo en la calle. Hoy los sindicalistas transeros mostraron su poder para parar el país, pero el pueblo, a instancias de esos sindicalistas transeros, no mostró poder para cambiar las cosas. Fue un simple empate, y los empates son fácilmente olvidables, para unos y para otros.

La mayoría de las imágenes elegidas para esta nota no son casuales, tienen un sentido, son imagenes irreconocibles de la ciudad de Buenos Aires, algunas que ni siquiera un domingo se ven. Lugares donde habitualmente la gente se arrebata por lograr un lugar, o miles de autos por avanzar un metro aparecen inhóspitos, la terminal de ómnibus de Retiro, el barrio de Once con sus persianas bajas, una parada céntrica del Metro Bus, y la estación Constitución. Todo es un desierto, la nada. Eso es lo que representó el paro de la CGT para este gobierno repleto de comerciantes y vacío de políticos, la nada.

Ayer, la tilinga mediática Connie Ansaldi twiteó en relación al paro lo que piensan muchos, lo que dicen a coro todo el día de todos los días los periodistas corporativos, y alguien con dos dedos de frente le respondió con inteligencia, desnudando que al paro le faltó la acción.connie Ansaldi

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Más en OPINIÓN

opinión-Néstor Espósito

La querella de Cristina pide poner el foco en la policía de la Ciudad

A un mes del intento de magnicidio, hay dudas sobre el movimiento de la fuerza policial porteña en los días previos al atentado.

opinión-mempo giardinelli

Cipayos al timón, soberanía a la basura

Sorpresivamente, el viernes se conoció una inesperada y cuestionable decisión del Ministerio de Transportes. Y de enorme complejidad textual, además, como cuando se in...

entrevista completa

Dady Brieva: “Cristina estaba muy regalada con su seguridad”

"Yo no vengo a la televisión a hablar de política, pero si me preguntás no me hago el estúpido", afirmó este jueves el actor durante una entrevista en la TV Pública.

duro hilo en Twitter

Cristina disparó contra las alimentarias por los aumentos de precios

Hizo foco en el aumento de la indigencia que marcó el Indec y puso en la lupa la suba desmedida de los márgenes de ganancia de las compañías de alimentos y bebidas.

opinión-Eduardo Aliverti

Los copitos nacidos de un repollo

El alegato final de Cristina Fernández parece empequeñecer cualquier consideración sobre todo otro episodio del escenario noticioso. Eso es así sea que se estime a la...

opinión-ricardo Ragendorfer

Las terminales políticas de la extrema derecha argentina

Desde el partido Vox, en España, hasta el ala dura del PRO. Los grupos neofascistas que quedaron en el foco luego del atentado a CFK no son "orgas" de "loquitos sueltos".

entrevista

Moreno Ocampo abogó por un nuevo acuerdo político para rechazar la violencia

"Me parece importante hacer una condena colectiva del intento de asesinato a la vicepresidenta", dijo, y pidió una marcha donde caminen juntos Máximo y Bullrich.

opinión-Raúl Kollmann

La persecución judicial y el atentado o las partes de un todo

El alegato de defensa realizado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad fue duro, técnico y también emotivo.

vialidad

Tras 14 horas de alegato: Punto por punto, cómo desarmó Beraldi las acusaciones de la fiscalía

Beraldi, detalló las falsedades, errores y omisiones de las imputaciones formuladas por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola contra Cristina Kirchner. 

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite