JUDICIALES

Soto Dávila presentó un escrito y se victimizó pero otro arrepentido lo volvió a hundir

Soto Dávila presentó un escrito y se victimizó pero otro arrepentido lo volvió a hundir
De la Redacción de Contrapoder –

El juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila declaró ayer ante su par Sergio Torres en Comodoro Py. Lo hizo a través de un escrito de 48 carillas en el cual niega todas las acusaciones y alega que tanto él como sus secretarios (ambos detenidos) son “inocentes”, y que lo de las coimas es un “invento” de los abogados, que les sacaban dinero a sus clientes mintiéndoles que compraban sus sentencias.

Sin embargo, un arrepentido que declaró la semana pasada ante el juez Torres, aseguró que a cambio del pago de 30.000 pesos de coima, el secretario del juzgado Pablo Molina ofreció la eximición de prisión de un hombre ligado al narco Federico “Morenita” Marín. “Quedate tranquilo que, si se paga, González sale”, asegura el arrepentido que le prometió Molina.

La historia remite al narco Ricardo “Caballo” González, a quien Soto Dávila dejó en libertad en 2015, a pesar de que en su domicilio se habían secuestrado 600 kilos de marihuana. Esta es apenas una de las diez causas que el juez más corrupto de la historia de nuestra provincia acumula en la Magistratura. Este en particular involucra, sobre todo, a Pablo Molina, preso desde el martes de la semana pasada cuando en un operativo simultáneo cayeron cinco abogados, él y otro secretario del mismo juzgado, Federico Grau, e el marco de la causa “Sapucay”, por la cual están detenidos desde 2017, y camino a juicio oral el entonces intendente de Itatí, Natividad Terán; su vice, Fabio Aquino; y gran cantidad de personas, entre ellos gendarmes, policías federales y provinciales.

Según consigna el diario Clarín, fuentes judiciales revelaron que la historia contada por el arrepentido no es desconocida para los fiscales, quienes ya estaban al tanto de la liberación del “Caballo” González a cambio de dinero. Lo que sí lograron los magistrados que investigan a Sóto Dávila fueron los detalles de cómo eran los pagos, “mirá que tengo que juntar para el viejo”, fue una de la expresiones que el “imputado colaborador” puso en boca de Molina y que complica a Soto Dávila.

En una nota firmada por la periodista Virginia Messi, el matutino de Magnetto asegura que el arrepentido contó que cuando pagó la coima por González siguió los pasos que ya había cumplido en otros casos similares. Se citó con Molina en una esquina, el secretario llegó con su Volkswagen Vento blanco que le había dado el juzgado; él se subió al auto de Molina y le entregó el dinero, la mitad del dinero, a cuenta”.

“Cada uno venía en su auto. Cuando Molina llegaba, yo me subía al vehículo de él, que era un Vento blanco que tenía como depositario judicial, ya que se lo había entregado Soto Dávila. Ahí, adentro de su auto, le entregué la plata y él se fue. Así terminó este arreglo. Sé que después Molina le entregaba una parte a Soto Dávila, no sé cuánto, eso lo arreglaban entre ellos”, aseguró el testigo.

“Molina es una persona que se desespera por la plata”, recalcó una y otra vez el arrepentido, quien dio detalles de cómo el secretario del juez quería cobrar 150.000 pesos por cada excarcelación pero él lo convenció de que era demasiado dinero “para los precios del mercado”.

“Molina era terrible. Siempre decía: ‘¿​Dónde está la plata? ¿Ya pagó? ‘. Era tan insistente que me daban ganas de hacer todo por derecha. A veces me insistía tanto que prefería darle su parte y quedarme sin ganancia. (…). Molina viajaba a cada rato, era impresionante, se iba a Europa, a Nueva York, a Paraguay iba a cada rato a comprar electrónica, yo le decía: ‘Pará un poco la mano, no podés viajar tanto, que la gente se va a dar cuenta, no podés tener ese nivel de vida’”, narró el testigo.

“No me podía exceder tanto, porque los narcos se iban con otro abogado. Finalmente lo convencí a Molina de que esta era la única forma… cuando digo ‘arreglos’ es la entrega de dinero a Molina y Soto Dávila, para lograr beneficios en las causas para mis clientes”, declaró.

En cuanto al caso de “Caballo” González, este nuevo testimonio encaja perfectamente con el de otro arrepentido de la causa: “Para que liberaran a Gonzalez pagué en el juzgado. Y el arreglo funcionó porque quedó en libertad”, dijo el llamado “declarante 1”.

Tras una solicitada exculpatoria, firmada por sus hijos el domingo en el diario Época, ayer lunes, Soto Dávila presentó un escrito en el juzgado de Torres, “Jamás en mi larga trayectoria como juez exigí ni hice exigir un solo peso de prebenda alguna de ningún imputado sometido a mi juzgamiento”, sostiene Soto Dávila en su presentación, a la vez que habla de austeridad: “La casa donde vivo la compré antes de ser juez, mi auto es un Volkswagen Vento del año 2015 y mi mujer tiene un Suzuki Swift del año 2008. Mi único lujo son dos bicicletas ya que es mi pasatiempo y mi deporte mediante el cual manejo por la ciudad donde vivo y todos me conocen”, dice el descargo.

“Sepa que si permite que esta barbaridad se lleve a cabo, algún día (y más que pronto) van a tocar la puerta de muchos jueces más, y por qué no la suya”. le advirtió el juez correntino a su par, en lo que algunos leyeron como una amenaza velada.

Lo cierto es que cuesta mucho creer en la inocencia del juez y sus secretarios, puesto que las acusaciones en su contra son muchas y se reiteran desde 2004, cuando fuera procesado junto a buena parte del personal de su juzgado, entre quienes estaba su secretario penal, Gustavo del Corazón de Jesús Fresneda. De acuerdo a lo que indican las investigaciones, el hoy candidato a juez federal de Paso de los Libres, era el encargado entonces de hacer el mismo trabajo sucio que hasta la semana pasada hacía su sucesor en la secretaría, Pablo Molina.

Fresneda nunca fue exculpado de esas acusaciones, al igual que el juez, fue beneficiado con una negociación política en el Consejo de la Magistratura, que “ordenó el archivo de las actuaciones de referencia”. La negociación fue realizada por indicación del ex Gobernador Ricardo Colombi, quien es su principal impulsor para la judicatura local, donde se atienden las causas que más preocupan al caudillo radical.

Una legisladora nacional, aseguró a Contrapoder que si Soto Dávila no resuelve su situación rápidamente (y nada indica que eso pueda llegar a ocurrir) el pliego de Fresneda no resistiría su tratamiento sobre tablas en el senado, con lo cual no se descarta que se vuelva a retirar su pliego y todo lo referente al nombramiento del juez de Paso de los Libres, vuelva a fojas cero. ¿Podría reflotarse el pliego de Juan Carlos Silberstein, que también supo tener despacho favorable unos años atrás?

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

JUDICIALES

Más en JUDICIALES

opinión-Carlos Rozanski

Los amigos de Macri

Todas las normas, desde las más modestas hasta las que regulan los delitos más graves, presuponen aparatos judiciales que funcionen. Así, la clave de un sistema corrup...

allanaron su propiedad del Florida

Investigan si Trump se llevó documentos clasificados de la Casa Blanca

Los documentos y recuerdos deberían haber sido entregados por ley al final de la presidencia de Trump, pero en cambio acabaron en su complejo de Mar a Lago.

Mariano Llorens

El equipo tiene un arquero de la Cámara Federal que le ataja las causas a Macri

La recusación presentada por la defensa de CFK dedica un párrafo a la presencia en el equipo que une a Luciani con G. Uriburu del camarista, Mariano Llorens.

lawfare

Las claves de la recusación de Cristina Kirchner contra el fiscal Luciani y el juez Giménez Uriburu

El texto de la presentación de los abogados de Cristina hace hincapié en que no existe ni independencia ni imparcialidad en el proceso de Vialidad.

pide la nulidad

Causa vialidad: Cristina Kirchner recusó al fiscal y al juez por las fotos en la quinta de Macri

Sus abogados afirman que debió haberse comunicado formalmente que existía una "relación personal" entre el fiscal Luciani y el juez Giménez Uriburu. 

lawfare

Juicio contra Cristina Kirchner: Los partidos de fútbol del fiscal Luciani y el juez Giménez Uriburu en la quinta de Macri

Imágenes prueban el vínculo de Macri con el fiscal que acusa a CFK por las obras en Santa Cruz, quien comparte equipo de fútbol con el presidente del tribunal.

conflicto con venezuela

Cómo sigue la causa del avión venezolano retenido en Buenos Aires hace dos meses

El juez Villena ordenó retener los pasaportes de siete de los tripulantes y permitió la devolución de los documentos a otros 12 que ya están habilitados a irse del país.

lawfare

Quién es Sergio Mola, el otro fiscal que acusa a CFK: Visitas a Bullrich, la Rosada y la embajada de EE.UU.

Nombrado Fiscal General Adjunto por Macri, la fotografía de la jura de Mola refleja el respaldo político que tiene en la actualidad. La causa por espionaje en el G-20.

goya

Absolvieron a Ana, la joven que estuvo 8 meses presa por un aborto espontáneo

Los colectivos feministas celebraron el fallo que dispuso la libertad a la mujer de 30 años. Estaba acusada de homicidio agravado tras un aborto involuntario en su casa. 

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite