OPINIÓN

Peronismo correntino: Una catástrofe construida con miedo, apatía y traición

Peronismo correntino: Una catástrofe construida con miedo, apatía y traición

Por Gabriel Link – 

En la alta gama de frases célebres de Perón hay una que hoy viene a cuento: “Los pobres que votan a la derecha son como los perros, cuidan la mansión, pero duermen afuera”.

Vivimos en la provincia más pobre del país, pero exhibimos el porcentaje más alto de votos a candidatos conservadores. Vaya paradoja. Si en la provincia más pobre la oligarquía festeja el resultado de la elección está claro que algo está mal, y que eso que está mal se profundizará durante otros cuatro años.

Corrientes es una provincia sin industrias, somos productores destacados de vacas y de troncos; las vacas salen en camiones para ser faenadas en frigoríficos de otras provincias, y los troncos son cortados en las forestaciones y se cargan en camiones para también ser convertidos en tablas en aserraderos de otras provincias.

La producción correntina genera puestos de trabajo afuera, y a los correntinos empleo público.

Para la tribuna los radicales inventaron un curioso concepto, parques industriales que no tienen industrias. Gastan cientos de millones en comprar campos que pertenecen a sus amigos y montan allí empresas que pertenecen a otros amigos para que se favorezcan con excepciones impositivas. Pero la gilada “compra el concepto” y aprueba la instalación de esos “parques industriales”, total… ¿quién les va a contar que allí no hay industrias, y que por lo tanto no hay generación de empleo, si para eso les pagan muchos otros millones a los medios hegemónicos?

Ese es el modelo de provincia que construyeron los conservadores del Pacto autonomista liberal y hoy modernizaron los conservadores de ECO Cambiemos.

Tenemos un Estado sin ambición de desarrollo industrial, y un pueblo sin ambición de movilidad social, que solo sueña con un empleo público; eso genera un círculo vicioso, porque el gobierno reparte empleos de bajos sueldos como caramelos, y la necesidad es tal que los pobres votan a esos gobernantes porque creen que si no los votan pueden perder lo poquito que ganan. El nivel de sometimiento es tremendo, en una provincia en la que, además, el nivel educativo es paupérrimo.

Pero del otro lado…

La falta de lealtad peronista volvió a florecer en Corrientes. Se habló mucho de la unidad lograda por la gestión de Zabaleta, pero no hubo la más mínima participación del gobierno nacional; y una elección del 23%, con la mejor fórmula posible, claramente muestra que la fragmentación peronista no se superó y que varios sectores del frente trabajaron para el enemigo, como ocurrió en Capital dónde entregaban la boleta de Canteros junto a la de Valdés, o en Paso de los Libres, dónde el ex diputado peronista Alberto Yardín se dejaba ver con su hermano en un localcito de mala muerte en la calle Belgrano que tenían los carteles de Fabián Ríos; pero todos sus “tenientes” llevaron a sus punteros a un local de la calle Colón donde brillaban los carteles de Gustavo Valdés. Y esto parece haberse replicado en buena parte de la provincia.

Es evidente que nadie en la oposición estuvo a la altura de las circunstancias, ni el peronismo ni los supuestos aliados; y terminaron “construyendo” una de las peores derrotas desde el retorno de la democracia, si no la peor.

Valdés ganó con una cifra aún mayor que la esperada, casi 77%, el gobernador obtuvo algo así como un 10% más de votos que los guarismos que mostraban las encuestas de imagen, eso no debe tener precedentes, demuestra que lo votaron hasta los que no lo quieren, y, como diría alguien, no fue magia, se llama traición.

Sin apoyo presidencial

El gobierno de Alberto Fernández pateó en contra, algunos jefes territoriales también patearon en contra (y otros se sentaron a mirar), los sectores internos que siempre se oponen a todo también patearon en contra, nadie se le animó a Valdés, casi todos se murieron de miedo y unos pocos apostaron a profundizar la derrota, porque “divide y reinarás”.

El presidente evidenció el desprecio por la elección en Corrientes cuando voló a Catamarca el día del cierre de campaña en nuestra provincia, y también evidenció la desidia con que su gobierno trató la elección en Corrientes cuando tuiteó sobre el atentado a Miguel Arias, él no sabía, y nadie supo informarle, quien era el atacado, daba lo mismo candidato, que diputado, o concejal… Eso se llama desprecio, porque también evidencia que el presidente ni siquiera levantó el teléfono para preguntar quién era y cómo estaba su “compañero”. Estaría muy ocupado intentando resolver los líos verborrágicos que arma a diario, probablemente.

En primera persona

Estoy muy enojado con el presidente Fernández, furioso diría. Ante sus errores y sus dudas vengo diciendo que a mí no me desilusiona porque nunca me ilusionó, para mi Alberto Fernández siempre fue una transición del macrismo al kirchnerismo, y si bien lo voté y defiendo al gobierno de unidad no olvido su traición a Cristina. Sin embargo en esta campaña sí me desilusionó, jamás imaginé que estaba votando a un tipo que le diera lo mismo perder o ganar en una provincia, o que le diera lo mismo una derrota digna que recibir una paliza vergonzante.

Los ojos puestos en noviembre

Las preguntas que hay que hacerse ahora en los municipios donde se vota en noviembre es ¿qué pasó en los territorios que votaron ayer?, en los que a pesar de que había figuras fuertes la paliza fue idéntica que en el resto de la provincia. Canteros en Corrientes, Bassi en Goya, Rubín en Curuzú también perdieron 70 a 30. ¿Replicará en noviembre la figura de Valdés o se la puede neutralizar?, si se puede ¿cómo? Respondidas esas preguntas que se inicie la campaña, antes no.

Es cierto que en noviembre los intendentes peronistas harán valer sus gestiones, sus obras y sus improntas, pero el huracán que pasó ayer por todo el territorio provincial deja secuelas que obligan a replantearse todo lo pensado y actuado hasta ahora, más que nada en los municipios en los que el peronismo sigue fragmentado, o en los que los jefes territoriales se niegan a confrontar con la oposición.

La política es confrontación, pero hay que ser inteligentes, y cuando aparecen “vacas sagradas” no se debe subir al ring con ellas, las peleas ganables son aquellas en las que se elige al contrincante indicado.

Está claro que el Partido Justicialista provincial ayer quedó herido de muerte, tal vez haya llegado la hora de una gran renovación, pero esa renovación no se va a realizar por ósmosis. En política las renovaciones se producen por la aparición de figuras con liderazgo fuerte, y los líderes peronistas se imponen mostrando fibra y coraje, y ganando las elecciones en sus territorios.

Daños colaterales

Ayer el huracán Valdés dejó a varios políticos en vías de extinción, sobre todo a tres importantes figuras que no pudieron mostrar nada en sus territorios; y sus fracasos y/o traiciones arrastraron hacia abajo el resultado de la elección provincial, se trata del vicegobernador Canteros, el “Profe” Bassi y Carlos Rubín.

Ninguna de las figuras del peronismo le brindó a la fórmula gobernador/vice el apoyo y la centralidad que necesitaban; no se recuerda una campaña peronista tan austera y apagada. Todos parecieron concentrarse en su juego y mantenerse al margen para que la consabida derrota provincial no los salpicara, pero el papelón fue tal que todos quedaron salpicados, ninguno puede explicar la catástrofe en su territorio.

Por la dimensión política que tienen y por las razones expuestas en el párrafo anterior es probable que Fabián Ríos y Martín Barrionuevo puedan mantenerse a flote, aunque ante la soledad y la apatía que experimentaron en esta campaña, es muy difícil que acepten volver a sacrificarse por el partido. El que escribe está seguro de que la sensación que los embarga a ambos es la de haber sido traicionados por los mismos dirigentes que los convencieron de inmolarse en una elección que, a priori, estaba perdida.

En esta campaña nadie dejó todo en la cancha, el peronismo no estuvo a la altura de las circunstancias, y fueron muy pocos los que demostraron que les interesa lo que les pasa a las personas por las que dicen estar en política. Todos los peronistas reprobaron solidaridad, coraje y compromiso. No se les pedía mucho, con un 4 sobre 10 habrían aprobado, casi todos se sacaron un 3, algunos ni siquiera llegaron a eso.

Ver comentarios (1)

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Más en OPINIÓN

opinión-Eduardo Aliverti

¿Hay imagen de fortaleza?

Si el Gobierno no muestra decisión de confrontar mediante algunos pasos, quizá efectivos y quizá ineficaces pero decisión al fin, que no pretenda más que suicidarse.

opinión-nora merlín

El límite es Cristina

Nuevamente el pueblo se hizo cargo y se reunió en Parque Centenario para decir presente, recuperando la estrategia de las plazas surgida durante la pandemia macrista.

frenar la evasión

La estrategia oficial para perseguir a grandes evasores: Castagneto, “Un tercio de las grandes firmas elude Ganancias”

Reportaje de Raúl Dellatorre al flamante titular de la AFIP. "Esperamos recaudar $250 mil millones con el anticipo de Ganancias" de 1900 grandes empresas.

opinión-alfredo zaiat

Dólar y precios: Los peligros que rodean a Sergio Massa

El IPC de julio de 7,4% marca una dinámica inflacionaria inquietante. Para bajar la inflación se necesita con urgencia sumar reservas para estabilizar la economía. 

opinión-werner pertot

Cómo quedó la interna de Juntos por el Cambio tras las denuncias de Elisa Carrió

El silencio de Mauricio Macri y sus críticas en privado, la desconfianza de Horacio Rodríguez Larreta, el fastidio de Patricia Bullrich y Cristian Ritondo.

stand by

La reforma de la Corte Suprema, sigue trabada en el Senado

Adolfo Rodríguez Saa se resiste a acompañar el proyecto impulsado por los gobernadores, y el FdT aun no llega a los votos necesarios para avanzar con la ampliación.

opinión-Néstor Espósito

Fútbol con la cancha inclinada: qué va a pasar con las recusaciones del juez Giménez Uriburu y el fiscal Luciani

Aceptar la presentación de la defensa de Cristina Kirchner por su participación en partidos de fútbol junto a Macri implicaría el derrumbe de toda la causa. 

opinión-nora merlín

La estrategia del lawfare hacia Cristina

La estrategia de lawfare contra la Vicepresidenta se profundizó con las audiencias de los fiscales que expusieron en la causa conocida como "Vialidad".

opinión-Carlos Rozanski

Los amigos de Macri

Todas las normas, desde las más modestas hasta las que regulan los delitos más graves, presuponen aparatos judiciales que funcionen. Así, la clave de un sistema corrup...

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite