OPINIÓN

El sentido del Honor

El sentido del Honor

Por Jorge Alemán – 

El honor a diferencia de la autoestima implica siempre un deber. El de asumir valores que no solo nos interpelan sino que en muchos casos son muy difíciles de asumir. Hubo tiempos en que el honor estaba por encima de la propia vida. Esa época quedó clausurada por distintos motivos. A las exigencias del honor le sucedieron las exigencias aumentadas del individualismo narcisista.

Entre las múltiples novedades del sector político que va a gobernar a este doloroso y golpeado país, nos encontramos con la flagrante pérdida del sentido del honor y la responsabilidad que siempre lo constituye.

La escena política actual es muy elocuente en este aspecto. Se han reunido y han pactado para gobernar quienes se han insultado, denigrado y ofendido hasta superar todos los límites.

Se pueden dar diversos argumentos con respecto a la función del pragmatismo en política y su dimensión utilitaria, pero aún así la honorabilidad no puede estar en juego, y menos como en este caso, donde el honor y la dignidad que conlleva, queda pulverizada en el festival de las negociaciones.

La escena política, ahora devenida en reality, se revela como el lugar donde todo puede ser negociado, sin miramiento alguno por la integridad personal de uno mismo y de los otros.

De este modo las ultimas barreras del pudor y la vergüenza quedan definitivamente expulsadas en el teatro del poder. Sin duda, se trata de exponer en acto la moral neoliberal que rige a estos personajes en sus vidas.

“La economía es el método, el objetivo es el alma”, proclamaba la vieja mentora inglesa. Y finalmente en Argentina existen ejemplos de sobra que muestran a las almas devastadas en este ejercicio del poder cínico y nihilista.

Lo que vuelve insoportable a esta práctica donde nadie vale nada, donde cualquier enunciado pronunciado puede ser desmentido, es que estos mismos personajes, sin ningún tipo de reparo, apelen a la idea mesiánica de realizar un gran sacrificio, un tiempo de dolor y miseria que sería compensado posteriormente.

¿Cual es la autoridad moral que asiste a una corte de denigradores seriales para realizar semejante pedido a los gobernados?

Lo que surja de este remolino de maldad insolente el tiempo lo dirá.

Lo que es seguro es que si esta nación quiere sobrevivir y continuar siendo un país digno de sus grandes legados históricos, algún día no solo tendrá que reconstruir su economía, su Estado, su clase política, sino que deberá volverse hacia su propia cultura fundacional, para intentar, si todavía es posible, reinventarse en una ética política distinta.

Dejá tu opinión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Más en OPINIÓN

opinión-horacio verbitsky

El Club de la Pelea

Parado sobre un banquito para parecer más alto tras su atril, el Presidente Javier Milei disparó rayos y centellas contra los políticos que lo escuchaban en temeroso s...

opinión-alfredo zaiat

La dolarización sería una catástrofe

La recuperación de la moneda nacional como unidad de cuenta, medio de pago y reserva de valor, debería ser la alternativa a la dolarización que no quiere EEUU ni el FMI.

opinión-María Cafferata

Pactito feo: La “oposición amigable” recalcula sus planes y el PJ resiste

Tras las últimas tensiones, los aliados de LLA ceden ante la invitación de Javier Milei y se peparan para discutir una reforma fiscal. El peronismo habla de "extorsión".

opinión-hernán lacunza

Milei ultima la oferta de rendición a los “traidores”

Estragos de la política líquida. Riesgos de evaporación de las promesas al FMI. El peronismo sin líder y silencios inéditos ante la anomalía libertaria.

opinión-Nicolás G. Recoaro

Congreso enjaulado, un símbolo de “la libertad” de Milei

Adentro, el presidente demonizaba jubilados, sindicalistas y opositores. Afuera, un brutal operativo policial amedrentaba y repartía gases. Fiebre de viernes por la noche

opinión-Marcelo Falak

Un discurso incendiario que terminó en falsa convocatoria al consenso

El Presidente impone la lógica del apriete y divide a la oposición. La condición para la paz o la guerra es la rendición incondicional de "la casta".

opinión-Federico Kucher

Amenaza de no dar marcha atrás y seguir acelerando

En el discurso presidencial, los planes para la economía implican menos derechos para la población. No hubo iniciativas de paliativos para jubilados y trabajadores.

opinión-jorge alemán

Fascismo contemporáneo: ¿Dónde está el pueblo?

El discurso del presidente ultraderechista cumple con las condiciones "formales" del fascismo contemporáneo. Esta cuestión formal merece ser diferenciada de los distin...

opinión-luis bruschtein

La fiesta de Milei: Aplaudidores, cánticos y tribunas propias

En su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, Milei quiso transmitir épica y festejo a una sociedad angustiada. Demagogia contra la casta y ajuste para la gente.

Director Editorial: Gabriel Link
Diseño y Edición: Bruno Battistel
Radio FM Sur 90.1
Paso de los Libres, Corrientes, Argentina

© Copyright 2020 ContraPoder · Todos los derechos reservados · Registro DNDA en trámite

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE